La investigación solo se centra en el pastor belga como el perro que mordió mortalmente al niño de Lucena

Un perro de la raza pastor belga malinois

El perro que mató al pequeño Dylan, de cinco años, en la madrugada del domingo fue el pastor belga que convivía con la familia en una finca de Lucena. La investigación, que ahora coordina el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Lucena, nunca sospechó de la existencia de dos perros dóberman como algunos testigos apuntaron. Según ha podido saber este periódico, todos los indicios apuntan al pastor belga malinois que se encuentra en el Centro de Acogida Canina a la espera de que concluya la investigación.

Aunque se han analizado los testimonios que apuntaban a los dos dóberman, tanto la Policía Nacional como la jueza han descartado su participación por varios indicios que serían aplastantes: la autopsia del pequeño Dylan. Los mordiscos que le provocaron la muerte son de un solo perro y la mandíbula coincidiría con la del pastor belga. Por eso, la investigación ha dado carpetazo a esos testimonios.

Ahora, el objetivo de la investigación está en conocer las causas y posibles responsabilidades ante tan desgraciado hecho. El Juzgado sigue adelante con las diligencias que les ha entregado la Policía Nacional y ya ha interrogado a los padres del pequeño fallecido. El perro que provocó su muerte es propiedad del dueño de la finca. Dylan vivía en ella con sus padres, contratados como guardeses.

Se está investigando si es cierto o no que Dylan fue mordido previamente por este perro. No consta su atención sanitaria por estos hechos y nuevamente se trataría de testimonios por verificar. La jueza sigue avanzando, por tanto, en las diligencias antes de determinar si existe causa penal o no en estos hechos, si se trató de un incidente o si hay imprudencia de algún tipo y, por tanto, responsabilidad.

Los padres han declarado que el pequeño fue atacado por el perro a las 3:00 de la madrugada, mientras dormía. Los hechos ocurrieron en el interior de una finca de Lucena junto a la carretera de Los Llanos. La causa no se encuentra bajo secreto de sumario.

El pequeño Dylan fue enterrado este mismo martes, cuando se ofició su funeral en el tanatorio de Lucena, al que acudió su familia y en el que se vivieron momentos de tensión.

Etiquetas
Publicado el
8 de septiembre de 2021 - 05:30 h