Las trabajadoras de ayuda a domicilio exigen el compromiso de la municipalización el próximo mandato

Trabajadoras de ayuda a domicilio en la sede de CTA en el Ayuntamiento.

Las trabajadoras del servicio municipal de ayuda a domicilio han exigido el compromiso de los partidos de izquierda para que la municipalización de este servicio se haga en el próximo mandato, ya que por los plazos de la adjudicación del mismo ha quedado ya descartado que pueda hacerse en este mandato.

La portavoz de las trabajadoras, delegada de CTA e integrante de la comisión de la municipalización de la ayuda a domicilio, Olga Perales, ha expresado la petición a “los partidos de izquierda” para que “se comprometan a que si esa municipalización se puede dar en el siguiente mandato, sea algo prioritario y no lo dejen morir”.

“Si en la próxima legislatura salen mandatarios que no estén de acuerdo con la municipalización del servicio, se van a encontrar a 1.000 auxiliares (de ayuda a domicilio) en la puerta del Ayuntamiento y con tiendas de campaña. No vamos a consentir que nos denigren más”, ha advertido la portavoz de las trabajadoras.

Para las empleadas que prestan el servicio en estos momentos con la empresa Clece, la causa de que la municipalización no se haya llevado a cabo en este mandato es que “ha fallado el compromiso político. IU y Ganemos son los que han apostado desde el principio por que se haga la empresa municipal. El PSOE como cogobierno también tendría que haber priorizado esto e IU debería haber plantado más sus principios y sus ideas. Han dilatado en el tiempo la licitación para que no se pudiera dar”, asegura Perales.

Para las trabajadoras, “el servicio de ayuda a domicilio se sacó a subasta el año pasado y se podía haber sacado la adjudicación en enero, pero se alargaron los plazos con intención de que en este mandato no se pudiera hacer la municipalización”. La adjudicación está previsto que se haga en el mes de julio, a partir de ahí la empresa adjudicataria debe estar al menos un año al frente, por lo que hasta el verano próximo, una vez concluido este mandato y celebradas las próximas elecciones, no se podrá acometer la municipalización del servicio.

“El gobierno municipal no ha cumplido su compromiso político. Creemos que no era un proyecto prioritario para ellos. Han ajustado los tiempos para que esta adjudicación se diera a partir del 1 de julio, lo que quiere decir que la empresa tiene que estar un año mínimo y no se podría hacer la municipalización hasta julio del año que viene”, ha explicado. “Aunque esté preparada la municipalización no se podría hacer en este mandato. Creemos que la intención ha sido esa. Si desde enero se podría haber adjudicado, no lo entendemos si no es por esa intención”.

Sobre el euro de más que el Ayuntamiento impuso en el contrato para beneficio de las condiciones de las trabajadoras, Perales ha denunciado que las empresas que han optado al contrato han cogido más de 40 céntimos para ellas y solo 4 céntimos de euro para beneficio de las empleadas del servicio. “Ahora ese euro sirve para aumentar los beneficios de las empresas y no se han beneficiado a las trabajadoras”, denuncian.

Junto a ello, las delegadas de CTA han informado de la jornada que han organizado junto a Podemos y la asociación Artemisa para explicar en qué consiste el trabajo de las auxiliares de la ayuda a domicilio. Será el 16 de junio en el centro social Rey Heredia y en ella participarán el exconcejal delegado de Servicios Sociales, Rafael del Castillo, la consejal de Ganemos Vicky López, junto a Rafaela Jurado, usuaria del servicio y la propia Olga Perales, trabajadora del servicio de ayuda a domicilio.

Etiquetas
stats