Torrijos y C4, en el mapa de combate entre Junta y Ayuntamiento

Luis Martín, en una imagen de archivo. | FOTO: MADERO CUBERO
Luis Martín dice que el consejero de Cultura buscó “bronca” en Córdoba a costa del Centro de Creación Contemporánea y la Junta responde que el pago de la licencia de obras que le reclama el Consistorio por las obras del Palacio de Congresos lo abonará la empresa adjudicataria

La política suele ayudar a los medios de comunicación en la sequía informativa de agosto. Y esta semana, la Junta y el Ayuntamiento se están encargando de que los periodistas no pasen sed. Los garrotes con los que se están arreando duro en la cabeza ambas administraciones son el Espacio de Creación Contemporánea de Andalucía (antiguo C4) y las obras del Palacio de Congresos de la calle Torrijos. Si ayer fue el consejero de Cultura y Turismo, Luciano Alonso, el que envistió de forma directa contra la calle Capitulares a costa de la falta de acuerdo con el Consostorio para adecuar los accesos al C4 y abrirlo de una vez (lleva un año terminado), hoy ha sido el concejal de Urbanismo, Luis Martín, el que ha devuelto el golpe a la Junta, afirmando que las obras de inicio de la reforma del Palacio de Congresos emprendidas ayer por la Junta no son tales. Martín afirma que la única licencia que se ha otorgado es la de una cata arqueológica.

Así que en 24 horas se ha montado un debate -más o menos con contenido- en el que el gobierno local y el regional han intercambiado algunas declaraciones y otras pocas notas de prensa. Para mayor alegría de los periódicos.

Por un lado, Luis Martín se ha mostrado esta mañana -durante su visita a las obras de la Casa de la Juventud- sorprendido y molesto por las palabras que ayer soltó Alonso, acusando directamente al Ayuntamiento de tener parado el C4 e impedir su apertura. Con la misma sutileza, el responsable de Urbanismo ha dicho que “parece que [Luciano Alonso ] hubiese venido a Córdoba buscando bronca”. Para el concejal, con esta actitud, “es muy difícil llegar a acuerdos con la Junta porque vive de la confrontación constante”.

En paralelo, el edil ha devuelto el ataque al Gobierno autonómico dejando caer que no han pagado la licencia de obras que les corresponde para emprender los trabajos en el Palacio de Congresos de la calle Torrijos que comenzaron ayer. “Tienen que pagar como cualquier vecino”, ha dicho.

La respuesta de la Junta también ha sido en dos tiempos. Por un lado, la delegada del Gobierno andaluz, Isabel Ambrosio, ha intervenido en la Cadena Ser para responder al concejal de Hacienda, José María Bellido, quien ayer justificó que el Ayuntamiento no pague las obras de acondicionamiento, por la deuda de tres millones de euros que la Junta mantiene con el Consistorio a causa de los intereses de demora del IBI de los inmuebles de la Junta. Ambrosio ha explicado que lo único que pide la Junta es que el Ayuntamiento cena un acceso a la Junta para que ésta pueda actuar o bien amplíe la zona de cesión para que el la administración autonómica acometa los trabajos.

En cuanto a la licencia de obras que la Gerencia Municipal de Urbanismo reclama a la Junta para iniciar las obras del Palacio de Congresos, la delegación ha señalado que será la empresa adjudicataria de las obras -cuando se designe- quien se encargue de abonarlo-

Etiquetas
stats