¿El tiempo? Una semana más de 'veranillo'

Unos niños se protegen del sol esta semana en Gran Capitán | MADERO CUBERO
Aemet prevé que las temperaturas sigan estables por encima de los 20 grados al menos hasta el viernes y que el sol luzca con intensidad todos los días de la semana

Noviembre suele alternar los episodios de lluvias con los de sol. Los de frío con los de temperaturas moderadas. Incluso en noviembre ha nevado en cotas bajas. Pero si algo está caracterizando a noviembre de 2015 es que está acogiendo a uno de los veranillos de San Martín más largos de los que se conocen. Como ya se ha informado, las temperaturas están siendo anormalmente altas para esta época del año, con máximas de hasta seis grados por encima de lo habitual. Son frecuentes estos episodios en noviembre, pero no suelen durar más de tres o cuatro días. No obstante, la previsión a medio plazo señala que el veranillo se va a quedar durante al menos una semana más.

Aunque las temperaturas mínimas empiezan a ser las normales para esta época del año (por la noche toca abrigarse), las máximas sí que van a estar durante toda la semana que viene por encima de los 20 grados. Además, la estabilidad atmosférica será más notable porque se prevé que desde hoy y al menos hasta el viernes de la semana que viene el cielo cordobés apenas sea cruzado por alguna nube aislada. Habrá sol, mucho sol, que contribuirá a que la sensación por las temperaturas sea más que agradable. No será calor (ni mucho menos) pero sí una temperatura que hará que algunos guiris al sol se aventuren a ir en chanclas y manga corta.

En principio, y con las lluvias que se produjeron entre la transición de octubre a noviembre, la situación en el campo cordobés no es dramática. A estas alturas, el fruto de la aceituna está ya consolidado y no se esperan muchos cambios en caso de que llueva. A lo que sí ayudará este tiempo anticiclónico es a que las terrazas de los bares y restaurantes sigan manteniendo una vidilla impropia de esta época del año.

Solo a largo plazo, algunas previsiones meteorológicas auguran cambios en la atmósfera. Las borrascas están bloqueadas en el Atlántico Norte por la presencia de un potente anticiclón que debe desplazarse pronto. Cuando lo haga regresará la lluvia e incluso el frío. Pero eso no ocurrirá como mínimo antes de una semana.

Etiquetas
stats