Los templos del Festival de la Guitarra

Gran Teatro de Córdoba | MADERO CUBERO
El Gran Teatro, el Teatro Góngora, el Teatro de la Axerquía y la Plaza de Toros se engalanan para 12 días de música nocturna

Las puertas, abiertas y las butacas, preparadas. La cita de la guitarra por antonomasia ya ha comenzado y sus cuatro escenarios están preparados para vivir sus días más frenéticos.

Nada está dejado al azar. Y es que la ubicación de los conciertos en un escenario o en otro obedece a un porqué y sigue determinados criterios, como son el formato del concierto, su género, su estilo y las necesidades técnicas del mismo.

Así pues, en el Gran Teatro tendrán lugar este año los conciertos sinfónicos, los espectáculos de danza, flamenco y otras músicas, como el jazz. Actuaciones que vendrán de la mano de Rubén Olmo, Chano Domínguez y el Niño Josele, el guitarrista José A. Rodíguez, Frank Gambale y Bill Frisell.

En el Teatro Góngora, con menor aforo que el Gran Teatro, tendrán lugar todos los conciertos de guitarra clásica solista, aquellos incluidos dentro de los programas Los Clásicos y Diálogos de Cuerdas. Aquí se enmarcan los espectáculos de Miguel A. Cortés y José Mª Gallardo, el experimentado David Russell, Ali Khattab y Hesham Essam Dúo, Roland Dyens, Ana Vidovic, y el trío de Chicuelo, Santiago Lara y Alfredo Lagos. Estas actuaciones se llevan a cabo en el antiguo ‘cine’ Góngora ya que son conciertos de mediano formato, dirigido a un público específico y especializado.

En el Teatro de la Axerquía se preparan todos aquellos conciertos de mayor formato, aquellos que no presentan problemas para ser desarrollados al aire libre, y que requieren de un gran despliegue técnico. Sus estilos protagonistas suelen ser el pop o el rock, aunque cualquier estilo puede ocupar su escenario. Y es que fue Paco de Lucía quien en 2007 inauguró este teatro, fecha que coincidió con el inicio del Festival de la Guitarra de ese año.

En este caso, y tras la inauguración por parte de Corazones Estrangulados y El Hombre Gancho el pasado jueves, tomarán el testigo Los Lobos y Nikki Hill, Rosendo y los Hijos del Hambre, Bob Dylan y su banda y Raimundo Amador. Serrat y su Antología Desordenada cerrarán las puertas de este teatro el día 11.

Y si los conciertos que se celebran en el Teatro de la Axerquía cuentan con un gran despliegue técnico, mayor es aún cuando hablamos de la Plaza de Toros. En esta ocasión será el cantante Sting el encargado de dar música al recinto. Este concierto no podría celebrarse en ninguno de los anteriores teatros por tres motivos: las características del montaje, la dimensión musical del artista y la gran afluencia de público que se espera. Sting y The Last Ship, su último disco, pondrán fin al Festival el próximo domingo.

Sea como fuere, para el gran público o para el específico, para los rockeros o para los clásicos, el Festival de la Guitarra llega a su 35ª edición con el objetivo de agradar a todos los amantes de las seis cuerdas. A los que se estremecen con un adagio, con una bulería, con una interpretación sobre un tablao o con un Mediterráneo.

Etiquetas
stats