Tamayo dice que el acceso a Tendillas ya está restringido por otra señal

Tamayo, en la rueda de prensa en la que presentó las actuaciones | RAFAEL MELLADO
La edil responde al PSOE ante sus críticas por la colocación de una cámara de control y sanción vial en la plaza

La teniente alcalde de Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Ana Tamayo, ha informado de que la cámara de la Plaza de las Tendillas “es una cámara de salida de zona restringida ya por otra señalización”, por lo que ha

pedido al concejal del PSOE Emilio Aumente que “si no se entera, que pregunte antes de hablar”.

Tamayo ha explicado que a esa cámara desembocan los vehículos que entran por la calle Valladares, con cámara que avisa y sanciona si es el caso, además de los los vehículos que entran por zonas peatonales como la calle Gondomar, que tiene prohibida por normativa la circulación; y los que entran por la Plaza de los Carrillos y calle Ramírez de Arellano, que tienen una señal de zona restringida Acire, por lo que “el ciudadano está perfectamente informado”.

Asimismo, ha recordado que desde finales de 2011, con la dificultad de los dos aparcamientos de la calle Sevilla y el de Edaco, se estableció un sistema restringido al tráfico en el centro de Córdoba, que se anunció a través de los medios de comunicación, redes sociales, internet y se hizo un buzoneo, “por lo que es un sistema consolidado ya”.

Además, se estableció un periodo de carencia en la sanción de dos meses en el que se avisaba por escrito que se estaba pasando por zona restringida y que incurría en incumplimiento, pero no se multaba, lo que quiere decir que los datos aportados por el edil del PSOE “no son exactos, ya que la denuncia no siempre acaba en sanción”.

Por otro lado, Tamayo ha destacado la necesidad y obligación de “cuidar nuestro patrimonio por lo que hay que ordenar y hacer compatible el equilibrio de los centros del casco histórico con más de 23 colegios, un mercado municipal y dos aparcamientos de rotación”.

Por todo esto, ha subrayado que “se hace necesario una restricción del tráfico en el conjunto histórico como se lleva a cabo en todas las ciudades patrimonio” porque hay que tener en cuenta, por ejemplo, que la intensidad media de tráfico en la Puerta del Puente era de 22.000 vehículos en 2008, último año del que hay datos porque después empezaron las obras.

Asimismo, ha subrayado que la señalización que se ha puesto es la máxima que se puede para respetar el casco histórico, la imagen de la Mezquita-Catedral y su entorno, peatonalizando también la calle Judería evitando así que la Mezquita-Catedral sirviera como rotonda, y limitando la franja horaria de carga y descarga.

Por tanto, ha señalado Tamayo, “hemos llevado a cabo actuaciones en defensa de una ciudad más amable para el peatón y respetando nuestro patrimonio histórico, pero si el PSOE quiere coches que lo diga, y si tiene alguna otra solución que la hubiera puesto en marcha en sus años de gobierno en Córdoba, pero no lo hizo”.

Etiquetas
stats