Taller de Libros, empresa de Pimentel, no supera el concurso y se extingue

Manuel Pimentel, en una imagen de archivo | MADERO CUBERO
La firma está siendo investigada por la Fiscalía Anticorrupción por las ayudas que percibió de la Agencia IDEA de la Junta

El Juzgado de lo Mercantil de Córdoba ha acordado la extinción de la empresa Taller de Libros, propiedad del exministro de Trabajo Manuel Pimentel. La compañía entró en concurso de acreedores y no ha podido hacer frente a sus deudas, por lo que el Juzgado ha ordenado su extinción inmediata y el cese de los administradores concursales que la dirigían hasta ahora, según consta en un auto recientemente publicado en el tablón de anuncios de esta institución judicial.

Taller de Libros es la empresa que creó Manuel Pimentel cuando asumió, también tras un concurso de acreedores, el negocio de la antigua Graficromo. Ahora, ambas compañías están de actualidad, ya que la Fiscalía Anticorrupción de Sevilla ha pedido al Juzgado de Instrucción seis de Sevilla que abra una pieza separada sobre las ayudas públicas que percibió Taller de Libros por parte de la Agencia IDEA, dependiente de la Junta de Andalucía. En la causa, además, se pide que se cite a Pimentel en calidad de imputado.

En concreto, el escrito de la Fiscalía se basa en un atestado de la Guardia Civil. Así, y según el relato de la Fiscalía, Taller de Libros, propiedad de Manuel Pimentel, habría percibido de la Agencia IDEA un total de 300.000 euros cuando ya estaba en concurso de acreedores y debía varias nóminas. Según Anticorrupción, ese dinero fue a parar a dos cuentas que abrieron los responsables del comité de empresa de Taller de Libros, asesorados por CCOO, algo que considera que es "irregular" y que haría que la ayuda fuera "nula de pleno derecho".

Mientras, el exministro de Trabajo, Manuel Pimentel, ha confesado en Al Rojo Vivo que está "sorprendido" por la petición de la Fiscalía Anticorrupción a la jueza María Núñez de imputar al exministro en el caso de los ERE irregulares: "No me lo esperaba, estoy seguro de mi inocencia". "Pongo mi brazo por los trabajadores, solicitaron una ayuda que era legal", ha explicado Pimentel, quien reconoce no conocer todavía el posible delito. "Garantizo que no hay nada ilegal", ha asegurado.

Etiquetas
stats