Las muertes en carretera vuelven a aumentar en Córdoba

Asistencia en un accidente de tráfico.

Las carreteras de la provincia de Córdoba se cobraron 23 vidas durante el año pasado. Según el balance de siniestralidad en las vías interurbanas difundido por el Ministerio del Interior, con datos aún provisionales, en 2021 la cifra de fallecidos ha vuelto a ser similar e incluso superior a los años previos al confinamiento, cuando las muertes al volante se redujeron de manera drástica.

En concreto, el año pasado murieron diez personas más en accidentes de tráfico en Córdoba que en el año anterior, cuando hubo mucha menos movilidad. En 2020 fallecieron en las carreteras cordobesas un total de 13 personas, la cifra más baja desde que hay registros de accidentes de tráfico por provincias (a finales de los años cincuenta). Fue el año del confinamiento, donde el tráfico se redujo en prácticamente un 50%. En 2019 se registraron 25 víctimas mortales (dos más que el año pasado), pero el año anterior solo hubo 19 fallecidos (la cifra más baja de nunca, entonces) y en 2017 fueron 23, las mismas que ahora.

La mayor parte de los muertos en carretera en Córdoba viajaban en turismos, según el informe de siniestralidad. De hecho, el accidente más grave se produjo en Córdoba capital, en el mes de junio. Un vehículo en el que viajaban cinco turistas madrileñas chocaron contra un camión averiado en la cuneta. Murieron cuatro y una quedó herida muy grave. Sin ese suceso, las cifras de siniestralidad en la provincia serían similares a las del año 2018.

Además, en la provincia de Córdoba han muerto dos motoristas en carretera y un peatón, arrollado en la capital. También fallecieron dos conductores de furgonetas y el conductor de un camión en Benamejí que se cayó por el viaducto del río Genil, a unos 100 metros de altura.

En España, en 2021 se produjeron 921 siniestros mortales en las carreteras en los que fallecieron 1.004 personas y otras 3.728 resultaron heridas graves. Estas cifras representan 97 fallecidos menos (- 9%) que en 2019 (año de referencia) y el segundo mejor año de la serie histórica, solo por detrás de 2020, año en el que fallecieron 870 personas pero que se trata de una estadística distorsionada por la pandemia. La cifra de 3.728 heridos graves como consecuencia de un siniestro vial también se ha reducido en 705 personas, un 16% menos a la registrada en 2019 (4.433).

En lo que a movilidad se refiere, durante el pasado año se registraron 393,7 millones de movimientos de largo recorrido por carretera, lo que supone un 8% menos que los realizados en 2019 (427,1 millones) y un 23% más respecto a 2020.

Este descenso en la movilidad se ha producido en vehículos ligeros (-10%) y principalmente en fines de semana con un (-15%). En cambio, el tráfico de vehículos pesados ha sido superior (+3%) al registrado en 2019.

El parque de vehículos se ha incrementado en un 2% respecto a 2019, llegando a los 33,2 millones de vehículos y el censo de conductores se mantiene igual que en 2019, con 27,3 millones de conductores.

Etiquetas
stats