Imagen de archivo de la prisión de Córdoba

Aunque la última actualización que hace Instituciones Penitenciarias no lo refleja, los muros de la prisión de Córdoba sí que anuncian en un cartel que, a partir de este martes, se retoman las comunicaciones íntimas. Es decir, que después de 19 meses, vuelven los vis a vis de carácter íntimo entre los internos y sus parejas. Estos encuentros se celebrará según horario general de comunicaciones en los turnos asignados por los diferentes departamentos.

La noticia ha caído como agua de mayo entre los grupos de mujeres y esposas de los internos ya que llevan meses denunciando el retraso en la reapertura de los vis a vis íntimos en Córdoba. Hasta ahora, la prisión de Córdoba era la única cárcel andaluza que todavía no había restituido las comunicaciones íntimas (limitadas, eso sí, a una por mes) para sus internos a pesar del descenso de la pandemia de la Covid.

También fue la primera que los suspendió. Fue en septiembre de 2020, cuando comenzaban a contarse los contagios que dieron lugar a la segunda ola. Desde entonces, hace 19 meses, llevan paralizadas este tipo de comunicaciones en la cárcel de Córdoba, una de las más pobladas de España.

Con el paso de los días y las distintas olas, la prisión fue abriéndose al exterior y permitiendo las visitas presenciales y familiares en varias ocasiones a lo largo del 2021. Se abrieron momentáneamente en marzo, junio, agosto y diciembre. Sin embargo, la apertura no duró demasiado, pues siempre coincidió con un aumento en los contagios en la provincia y, al poco de autorizarse, se volvieron a suspender. Además, entre octubre y diciembre estuvieron totalmente aislados del exterior tras el brote detectado (el mayor registrado en las cárceles españolas, que llegó a afectar a unas 400 personas).

En todo este tiempo solo ha habido contactos íntimos aprovechando las visitas familiares, lo que ponía a los internos ante el dilema de escoger estar a solas con sus esposas o usar las visitas para ver a sus hijos o padres. La situación fue denunciada por un grupo de parejas de presos en diciembre y hace unas semanas, cuando veían que seguía sin autorizarse en Córdoba lo que en el resto de cárceles andaluzas estaba permitido.

Etiquetas
stats