Los últimos análisis de aguas residuales certifican el descenso de la quinta ola de Covid en Córdoba

Investigadores de la UCO que analizan aguas residuales en busca de Covid | ÁLEX GALLEGOS

El análisis de las aguas residuales permite conocer la presencia de Covid-19 en una población y actuar como centinela de la evolución de la pandemia, puesto que en las excreciones de una persona se puede ver el virus antes incluso de que esta presente síntomas de la enfermedad. Y en los últimos análisis realizados sobre las aguas residuales de Córdoba capital se ha podido certificar el descenso de la quinta ola del coronavirus que señalan los registros de casos positivos nuevos.

Estos análisis, que tienen el objetivo de anticipar la evolución del coronavirus, se hacen desde el verano de 2020 con muestras en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de La Golondrina de Córdoba, que son analizadas por investigadores de la Universidad y cuyos datos forman parte de la treintena de estaciones depuradoras de todo el país que vigila el Gobierno a través del Ministerio de Transición Ecológica. Es el denominado estudio de Control microbiológico en aguas residuales como indicador epidemiológico de alerta temprana de propagación de Covid-19, que ya lleva 56 semanas de análisis y muestra la evolución a lo largo del tiempo de la presencia de coronavirus en Córdoba a través de las aguas residuales.

Los últimos datos publicados por el Ministerio de Transición Ecológica -consultados por Cordópolis- señalan que, en la semana 56 de análisis, la que iba del 8 al 14 de agosto, la presencia del virus en las aguas residuales de Córdoba observó una “disminución significativa” de 1,28 puntos.

El análisis de las muestras de aguas residuales mide en “copias genóminas” el SARS-CoV-2 por litro (cg/l) y se transforman a escala logarítmica (log10 cg/l) para ofrecer los resultados. Y, así, las variaciones de la presencia del Covid en las aguas residuales se traducen en su evolución en distintas franjas: aumento significativo si es más de +1 unidad logarítmica, aumento si es entre +0,4 y +1, estable si es entre -0,4 y +0,4, disminución si es entre -0,4 y -1 y disminución significativa si hay una bajada de más de -1.

Descenso tras varias semanas de presencia estable de Covid

El descenso registrado en la última semana con análisis, que va en paralelo al descenso de casos positivos diagnosticados por las autoridades sanitarias en lo que es la bajada de esta quinta ola de la pandemia, viene precedido en Córdoba por varias semanas de presencia estable del coronavirus en las aguas residuales y de una disminución previa.

Así, los registros consultados por este periódico señalan que en las semanas del 1 al 7 de agosto, del 25 al 31 de julio y del 18 al 24 de julio, la presencia de Covid en las muestras de las aguas residuales de Córdoba se mantuvieron "estables" y que, en la semana anterior a esas fechas, la del 11 al 17 de julio, se dio también una "disminución", aunque no tan significativa como la registrada ahora.

Cabe recordar que las muestras tomadas en La Golondrina son analizadas por un equipo de investigadores de la Universidad de Córdoba formado por expertos en Toxicología Ambiental, Ingeniería Química y Genética, que trabajaron desde el mes de julio de 2020 en preparar el procedimiento de análisis y comenzaron en septiembre de ese año a analizar muestras congeladas de ese verano y agosto y muestras frescas semanales a partir de entonces.

A nivel estatal, el Ministerio de Transición Ecológica decidió publicar los resultados de los análisis en su web, ”pues son una herramienta útil para el seguimiento y control de la pandemia, especialmente para comprobar la eficacia de las medidas en las posibles desescaladas, como control indirecto de la evolución de la situación sanitaria”. Estos datos se envían semanalmente al Ministerio de Sanidad y a las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas y organismos de cuenca.

Etiquetas
Publicado el
25 de agosto de 2021 - 06:00 h