Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
ANÁLISIS

La trituradora de la política: históricos parlamentarios cordobeses que no repetirán en las listas

Mesa del Parlamento de Andalucía.

Alfonso Alba

0

La política nacional ha entrado en fase trituradora. Hay una foto muy viral sobre uno de los debates de las elecciones nacionales del año 2018 con figuras tachadas. Solo Pedro Sánchez aguanta en una fotografía de una noche en la que debatió con Pablo Iglesias, Albert Rivera y Pablo Casado. En diciembre de 2018 fueron también las elecciones andaluzas. Solo Juanma Moreno, Teresa Rodríguez y Juan Marín repetirán como candidatos. Ni Susana Díaz, ni Antonio Maíllo ni Francisco Serrano están ya en política activa.

El patrón se repite en las candidaturas en las provincias. Córdoba, por ejemplo, era una enorme cantera de parlamentarios andaluces con proyección regional y en muchos casos regional. Pero la conformación de las candidaturas de las últimas semanas, por acción, voluntad propia, ajena o por omisión, va a dejar fuera a históricos políticos cordobeses. Algunos abandonan la política activa. Otros la ponen en pause. Y otros no lo saben aún.

La primera histórica en dar un paso atrás fue Rosa Aguilar. La exalcaldesa de Córdoba durante diez años, dos veces consejera y exministra de Agricultura del Gobierno de Zapatero anunció que abandonaba la política activa justo unas horas antes de que el PSOE aprobase la candidatura provincial a las elecciones andaluzas, que está encabezada por otra exalcaldesa, Isabel Ambrosio. Aguilar se marchaba sabiendo que tenía que dar un paso atrás. El secretario regional del PSOE andaluz Juan Espadas le ha pedido que eche una mano en campaña e internamente que se encargue de las relaciones con los socialistas cristianos.

En el PSOE tampoco repetirá otro histórico, Juan Pablo Durán, expresidente del Parlamento y exlíder del PSOE cordobés. Junto a Durán, también han salido de la plancha Soledad Pérez, una de las parlamentarias más activas del mandato, antigua responsable del Instituto Andaluz de la Mujer, y Jesús María Ruiz, que fue subdelegado del Gobierno en Córdoba e histórico delegado provincial de Salud. La renovación en la plancha socialista ha sido absoluta.

En el PP destaca la ausencia de José Antonio Nieto. El exalcalde de Córdoba era portavoz parlamentario del PP andaluz y se había forjado una imagen de político de cintura en la política regional, pactando a izquierda y a derecha iniciativas parlamentarias. A Nieto le ha jugado una mala pasada la Ley Electoral de Andalucía, que fija que las candidaturas tienen que ser cremallera. Así, si el número uno iba a ser el consejero de Salud y Familias Jesús Aguirre (un fijo para Juanma Moreno tras la gestión de la pandemia), el número tres Antonio Repullo (nombrado coordinador del PP en Andalucía), el cinco, puesto de salida, tenía que ser para el actual presidente del PP de Córdoba, Adolfo Molina. José Antonio Nieto se ha quedado sin sitio en la candidatura por Córdoba.

Eso sí, Nieto no deja la política. El popular va a ser quien dirija la campaña del PP en la provincia de Córdoba y está llamado a ocupar puestos de importancia en el caso de que Juanma Moreno logre repetir como presidente de la Junta, señalan fuentes de la formación popular, que señalan que sigue siendo “un enorme activo” a tener en cuenta. Su última rueda de prensa no sonó exactamente a una despedida.

También ha dicho adiós a Ciudadanos Fran Carrillo. Fue dirigente nacional de la formación naranja de la mano de Albert Rivera. Y se marcha tras perder las primarias andaluzas con Juan Marín y tras saber que tampoco iba a repetir como candidato por la provincia de Córdoba. De hecho, ha dimitido como coordinador provincial de Ciudadanos en Córdoba, dejando descabezada a la formación a las puertas de las elecciones andaluzas. El actual delegado de Turismo Ángel Pimentel será el que encabece la candidatura por la provincia de Córdoba.

En la izquierda, no repetirán las dos mujeres que se convirtieron en parlamentarias por la candidatura de Adelante Andalucía, Ana Naranjo, de IU, y Luzmarina Dorado, de Podemos. En mitad de legislatura la confluencia se rompió. Naranjo siguió haciendo política activa a diario y atesorando, en mociones, intervenciones y visitas a cada rincón de la provincia, gran aval político. Este jueves calculó que había participado en unas 750 mociones relacionadas con la provincia de Córdoba. Pero no repetirá. El número dos de la confluencia en Córdoba será, probablemente, Sebastián Pérez, si finalmente es liderada por una mujer.

En cuanto a Luzmarina Dorado, ya anunció que dejaba la política. Tras la ruptura de la confluencia, sus notas de prensa casi diarias desaparecieron del buzón de correo electrónico de los medios de comunicación y sus intervenciones parlamentarias también se fueron diluyendo. En su espacio político, la candidata será Marta Sánchez. Esta joven política representará en la provincia de Córdoba a la corriente liderada por Teresa Rodríguez, que dejó Podemos, que rompió con IU y que ha forjado una candidatura “andalucista y de izquierdas”.

Pocos cambios sí que se prevén en Córdoba en la candidatura de Vox. A falta de confirmación oficial, el candidato en Córdoba volverá a ser Alejandro Hernández, que durante la legislatura llegó a ser portavoz parlamentario aunque fue relevado hace meses. Sigue siendo presidente provincial. Su ratificación sigue pendiente de la orden que llegue de la dirección nacional de Vox en Madrid.

Etiquetas
stats