Trabajadores de prisiones reclaman en Córdoba más seguridad tras las últimas agresiones

Concentración de funcionarios de prisiones en Córdoba.

Los sindicatos CSIF y Acaip-UGT han convocado este viernes un paro de 15 minutos en la entrada al Centro Penitenciario de Alcolea para condenar las agresiones continuas que sufren los trabajadores de las prisiones de toda España y reclamar al Ministerio del Interior actuaciones urgentes prisiones y en demanda de mayor seguridad y de la cobertura de plazas vacantes en estos establecimientos.

En un comunicado, ambos sindicatos exigen al departamento de Fernando Grande-Marlaska “más seguridad para la plantilla, que se cumpla el protocolo contra las agresiones, que se nos proporcione una formación continua y adecuada al trabajo que desempeñamos y que, de una vez por todas, se nos reconozca como agentes de la autoridad en el ejercicio de nuestras funciones”.

Por su parte, CSIF Prisiones Córdoba denuncia que “el deterioro en la seguridad en los centros se hace patente día a día”, por lo que la central sindical reclama “que la Administración tome cartas en el asunto para evitar agresiones a funcionarios como la ocurrida ayer en el Centro Penitenciario de Cuenca, este pasado miércoles en la prisión de Botafuegos en Algeciras (Cádiz) y la ocurrida recientemente también en Jaén, a quienes expresamos nuestro reconocimiento y nuestro apoyo”.

La central sindical resalta el importante déficit de funcionarios de prisiones que afecta al Centro de Penitenciario de Alcolea, ya que actualmente hay vacantes sin cubrir en las relaciones de puestos de trabajo (RPT) del establecimiento. “Se trata de una situación inadmisible de carencia de efectivos en la prisión, cuyo personal afronta su trabajo diario con una enorme falta de medios y bajo una gran presión”, subraya el sindicato.

Por otro lado, CSIF Prisiones Córdoba ha vuelto a enviar un escrito a la Dirección del centro penitenciario solicitando, con motivo del brote de Covid-19 existente en el centro, la paralización de las obras que se están realizando en las instalaciones hasta que se resuelva la contingencia sanitaria, además de reclamar, una vez más, un cribado masivo tanto a internos como a los trabajadores, que el equipo directivo de la prisión se ponga en contacto con las entidades sanitarias para iniciar lo antes posible una nueva ronda de vacunaciones a ambos colectivos y que el flujo de información y del conocimiento de las decisiones que se adopten sea constante al objetivo de minimizar los imprevistos que la actual situación de salud origina. “Reconocemos la sobrecarga laboral que toda esta contingencia implica, por lo que debemos destacar la profesionalidad de toda la plantilla a la hora de afrontarla”, concluye el documento.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2021 - 13:07 h
stats