Los sindicatos y Facua convocan una protesta por los precios de la energía

Protesta contra la subida del precio de la luz, en una imagen de archivo.

Los secretarios generales de CCOO y UGT de Córdoba, Marina Borrego y Vicente Palomares, respectivamente, han hecho un llamamiento a la ciudadanía cordobesa a sumarse a la concentración que han convocado el próximo miércoles 23 de marzo, a las 19:00, en la Plaza de Las Tendillas, para para exigir el control de precios, la protección del empleo y los servicios públicos, y para frenar el deterioro de las condiciones de vida.

A la movilización, que se celebrará en toda España, se han sumado ya organizaciones sociales como Facua, el Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) o la Federación de Asociaciones Vecinales, que bajo el lema “Contener los precios, proteger el empleo”, reclamarán al Gobierno y a la UE medidas para luchar contra la escalada de precios de la energía, que está repercutiendo en toda la sociedad.

Los próximos 24 y 25 de marzo se celebrará un Consejo Europeo del que deben salir medidas para garantizar la autonomía energética frente a los efectos económicos de la invasión de Ucrania. Igualmente, “la UE debe aprobar normas que permitan a los estados el control directo de precios, y así poder luchar contra la especulación que está dando a algunas empresas, como las eléctricas y las petroleras, unos beneficios escandalosos, mientras que hunde a las de otros sectores, como el transporte, y empobrece las economías domésticas y de pequeños empresarios y autónomos”, han asegurado a través de una nota de prensa.

Córdoba es una de las provincias más afectadas por esta desorbitada subida de precios, ya que tenemos una de las rentas per cápita más bajas de España, un paro que roza el 20%, y casi un tercio de los desempleados que ha agotado ya sus prestaciones.

“El objetivo de todas las medidas de control de precios debe de ser construir un escudo social que proteja a las personas, que frene el deterioro de nuestras condiciones de vida, y en especial a los hogares más vulnerables”, señalan los sindicatos. “Desvincular el precio de la electricidad del precio del gas, es una medida evidente que hay que tomar para que la energía empiece a tener un precio según su valor real, y no con una fórmula que impone unos precios inflados, que sólo beneficia al oligopolio de las eléctricas, que han conseguido aumentar sus beneficios en 200 mil millones, según datos de la UE”, exponen.

Así, aseguran que “el Gobierno debe aprobar normas que acaben con la escalada especulativa, que restrinja los beneficios de las empresas, y que sancione a las que utilicen la situación de inestabilidad para obtener beneficios indecentes”.

Los sindicatos de clase entienden que bajar los impuestos no es la solución, “porque supone reducir ingresos al Estado, para servicios públicos e inversiones que son necesarios para la sociedad, y más especialmente en momentos de crisis como los que vivimos”.

Exigencias de los sindicatos:

- Cambiar la fórmula de fijación de precios de la electricidad para que el precio de la luz sea real y no especulativo, fijando topes.

- Acabar con los beneficios abusivos de las eléctricas.

- Reducir la dependencia energética del exterior, fomentando las energías renovables.

- Que se potencie el uso del transporte público.

- Proteger a la ciudadanía y a las familias.

- Apoyo a los sectores productivos que más energía consumen y que generan más empleo.

- Puesta en marcha de ERTES dentro del nuevo mecanismo RED.

- Control del precio de los alquileres y de la vivienda.

Etiquetas
stats