El Reina Sofía estrena un quirófano de 1,5 millones con las últimas tecnologías para hacer cirugías poco invasivas

Responsables de la delegación y del hospital, en la visita al nuevo quirófano.

La Consejería de Salud y Consumo ha incorporado en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba una sala quirúrgica híbrida dotada con un nuevo angiógrafo biplano, un equipamiento destinado para el diagnóstico y tratamiento de patologías neurovasculares. El equipamiento ha supuesto una inversión superior a los 1,5 millones de euros que han posibilitado construir el nuevo quirófano e instalar esta tecnología puntera que mejora la precisión y la calidad, ya que permite realizar cirugías mínimamente invasivas para tratar graves patologías como el ictus.

Todo ello, además, en un tiempo mínimo, ya que el nuevo espacio se ubica próximo a las Urgencias de adulto, sala de TC, Unidad de Ictus y con circuito directo a la Unidad de Cuidados Intensivos, lo que permite mejor coordinación de profesionales y circuitos más eficientes. La delegada de Salud y Consumo, María Jesús Botella, ha visitado hoy el nuevo espacio acompañada por la directora gerente del hospital, Valle García, y la directora de la Unidad de Radiodiagnóstico y Cáncer de Mama, Marina Álvarez.

En esta sala, los neurorradiólogos realizan, tanto de forma programada como urgente, procedimientos diagnósticos y terapéuticos de múltiples patologías del sistema nervioso central que pueden tener un gran impacto en la supervivencia y calidad de vida de los pacientes.

Concretamente, el este equipo está especialmente indicado en el tratamiento mínimamente invasivo de aneurismas, malformaciones cerebrales, tumores muy vascularizados de base de cráneo; también en el abordaje del ictus isquémico o cirugía vascular, entre otras. Para poder llevar a cabo estos procedimientos es necesario contar con un equipo de profesionales altamente cualificado. En este sentido, la Unidad de Neurorradiología del hospital ofrece una de las carteras de servicio más amplias del país e incluye todos los procedimientos y servicios autorizados por el SAS y la Sociedad Española de Radiología Médica.

Esto se traduce en un gran volumen de actividad al año. Solo en el 2021 se realizaron más de 1.200 exploraciones (más de 200 pacientes con recanalización endovascular de ictus, 40 pacientes con aneurismas cerebrales, 15 malformaciones arteriovenosas, 85 personas con estenosis de troncos supraórticos, entre otras).

El especialista Fernando Delgado es el responsable de esta área de Radiodiagnóstico que ha sido pionera en el país en el abordaje de algunas patologías, como el tratamiento del ictus en fase aguda. De hecho, ha sido la primera unidad en Andalucía que ha ofertado el tratamiento intraarterial del ictus en fase aguda durante las 24 horas del día, todos los días del año desde 2011.

Actualmente, es referencia para los procedimientos vasculares intervencionstas en pacientes adultos y pediátricos de toda la provincia y, también, para el tratamiento de pacientes con ictus por vía endovascular de Córdoba y Jaén.

Biplano

El doctor Delgado ha explicado el funcionamiento del nuevo equipo y cómo se llevan a cabo los procedimientos endovasculares. Para estos procedimientos, a través de una arteria periférica de pierna o brazo, se introduce un catéter que llega a la zona patológica, y a través del mismo se porta todo el material necesario para el tratamiento (todo ello guitado por las imágenes obtenidas por el equipo).  “Por ello, en estos casos, es muy importante la dotación de monitores que nos permiten un gran control, nos aportan mayor seguridad y precisión. Además, gracias al nuevo equipo, ahora podemos ver esta imagen en dos planos, en lugar de en uno, es decir, nos aporta información visual de la morfología de los vasos que estamos atravesando para llegar a la lesión y de la posición del catéter”.

Esta nueva función es de gran utilidad, añade, “no solo porque agiliza el procedimiento al tener más visibilidad, sino también porque evita que en el desarrollo del mismo se puedan ver afectadas estructuras que no serían visibles sin confrontar el plano lateral con el frontal de manera simultánea”. A estas ventajas se suman las que aportan los arcos que conforman el angiógrafo, que permiten una mayor movilidad durante el desarrollo del procedimiento, ya que pueden moverse de manera independiente o coordinada, favoreciendo así la visualización y comodidad durante la intervención.

Este nuevo equipo sustituye al biplano anterior y mejorar las prestaciones, al ser de última generación. Concretamente, ofrece mejor calidad de imagen, facilitando procedimientos complejos y con mayor seguridad para el paciente.

Obras para la instalación

Las obras para la instalación de este equipo se iniciaron en julio de 2021 y cuatro meses después ya estaban terminadas, gracias a una inversión superior a los 500.000 euros.

Además de la remodelación de la sala de exploración, la intervención también ha dotado de la tecnología y condiciones ambientales propias de un quirófano y de los espacios funcionales necesarios como la zona de preparación del paciente, almacenes, sala de control, sala de informes etc.

Tras la remodelación del espacio, el hospital procedió al desarrollo de las pruebas necesarias para la puesta a punto, que realiza el servicio de Radiofísica, cuya actuación consiste en garantizar la seguridad.

Etiquetas
stats