Jóvenes en el diván: la pandemia lleva al psicólogo a quienes ven truncado su proyecto vital

Depresión en jóvenes

Varios estudios españoles revelan el notable empeoramiento de la salud mental de los jóvenes a consecuencia de la pandemia de la Covid-19. Uno de ellos, realizado por la Confederación Salud Mental España, revela que son los que más han frecuentado las consultas y los que más ansiedad y tristeza han sufrido. La salud mental es la mayor preocupación de un 72% de ellos, según una investigación realizada por la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes. Y así lo confirman testimonios como el de Patricia Caballero, cordobesa de 26 años: “Mi mayor preocupación actualmente es no llegar a controlar la situación de ansiedad”.

El profesional del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Occidental, Ismael Melero, asegura que ha notado un cambio en el perfil de paciente. Ahora se atiende más a “gente que tiene un buen proyecto de vida, formación, están estudiando, tenían un trabajo, que lo tenían todo muy bien encaminado y la pandemia se lo ha truncado”.

Es el caso de Patricia, que decidió visitar al psicólogo “porque el malestar se acumuló tanto tiempo que exploté”. La joven explica que antes de la pandemia, su vida estaba “estupendamente”.  Lo tenía todo. “Tenía un trabajo estable, en el que estaba muy contenta, tenía vida social. Estaba ahorrando para independizarme y veía a mi pareja con frecuencia”.

La misma situación ha vivido Esperanza -que prefiere no dar su apellido-, “lo tenía todo, de hecho, 2019 fue uno de los mejores años de mi vida porque tenía mi trabajo, mi independencia y no había un día que no dijera que no a salir”. Lucía Rubio, pontanesa de 26 años, destaca que la pandemia le ha hecho “tomarse las cosas mucho peor”.

El estudio de ‘Salud Mental y Covid-19. Un año de pandemia de la Confederación Salud Mental España (2021)’ señala que los jóvenes son los que más han frecuentado las consultas, más ansiedad y más tristeza. Rubio, explica que durante el confinamiento se fue sintiendo “cada vez más triste”, y a pesar de que su situación mejoró con la desescalada y el alivio de medidas, no ha vuelto a ser la misma, “siento que va a tener que pasar tiempo hasta que pueda volver a ser la misma persona que era antes”.

Tampoco le ha mejorado la situación a Pilar Campos, de 26 años, que a pesar de unas medidas más livianas y la desescalada “no me veía bien y solo estaba pendiente de no ponerme mala”, aclara. En el caso opuesto, Esperanza aprovechaba para “valorar cosas que antes me pasaban desapercibidas y disfrutar más de aquellas que ya se habían convertido en costumbre en mi antigua normalidad”.

La depresión y la ansiedad, los principales problemas

El psicólogo cordobés, Alberto Lara, señala que lo que más ha afectado ha sido “la privación social, el no poder relacionarse con su entorno”. A raíz de estos están aumentando considerablemente “los trastornos, sobre todo por depresión”. Pilar afirma que el confinamiento le produjo ansiedad debido a que también “estaba pasando un mal año con el tema de los estudios”.

Melero, por su parte, coincide en el aumento de estos trastornos, y añade “la irritabilidad, problemas con amigos, con familiares, parejas y carácter depresivo donde la persona se ve sin futuro y sin posibilidades”. En el caso de Patricia, confirma haber estado “más susceptibles y distante” con su pareja en aquel momento.

Pero este no es el único motivo, según Lara, “se suma a la incertidumbre económica, la posibilidad de mantener un puesto de trabajo o no”, entre otros. Para Pilar, su mayor preocupación actualmente es finalizar sus estudios en iluminación, captación y tratamiento de imagen, así como “sacar adelante mi empresa”.

Una situación que también desmotivaba a Patricia, guía turística, “durante unos meses me desmotivé mucho con la búsqueda de trabajo” debido a “veía constantemente que cerraban hoteles y que la situación solo empeoraba”, explica. De hecho, considera que “el tema laboral ha sido lo peor”.

“Sensación de que el futuro se complica”

Una “sensación de que el futuro se complica y eso arrastra a la ansiedad (angustia y miedo en general), falta de expectativas y problemas relacionados -en ese colectivo más joven- con el empleo”, declara el director de Ítaca Psicología y Lenguaje, Miguel Valenzuela. Hechos que se suman al aumento de desempleo juvenil en la provincia ocasionado por la pandemia. Así lo señala el estudio, ‘El mercado de trabajo de los jóvenes’ que publicaba el SAE en 2020, en el que se evidencia el aumento especial el paro juvenil en la provincia de Córdoba.

Por último, Valenzuela resalta también otros factores que han influido en este aumento de consultas debido a la pandemia como “falta de expectativa, trastornos de la conducta alimentaria y problemas vinculados al abuso de las nuevas tecnologías”.

Fatiga pandémica

El Coordinador de la Unidad de Salud Mental de Córdoba, Antonio García, aclara que con el paso del tiempo se ha instalado en la población el efecto de “la fatiga pandémica” así como del cansancio provocado por una situación a la que no se le ve final, o el distanciamiento afectivo, sin dejar atrás “la apatía, síntomas de ansiedad y depresivos leves”.

Tras relajarse las medidas y retomar el contacto social y las actividades “es cuando se evidencia la situación real, la necesidad de cobertura social, de cambio, cuando afloran de nuevo situaciones previas comprometidas o nos enfrentamos a las consecuencias. Lo que conlleva un aumento paulatino del número de consultas”, expone. Así ha ocurrido en el caso de estas jóvenes que coinciden en haber empezado a visitar al psicólogo recientemente, en el caso de Pilar un poco antes “después del confinamiento”; tres meses en el caso de Esperanza, uno en el de Patricia y unas semanas en el de Lucía.

A pesar de la situación, afrontan la situación con un rayo de esperanza. Lucía se define como “una persona muy positiva siempre” por lo que cree “que con ayuda de mi psicóloga y con mi actitud voy a conseguir ver las cosas desde una perspectiva más positiva y voy a poder afrontar mejor tanto los problemas que me vayan surgiendo”. Pilar también cree que finalmente “podremos salir de esto”. Esperanza, asegura que “seguiré yendo al psicólogo porque me está ayudando mucho en todos los aspectos”.

Todas ellas han atravesado una situación en la que, la pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de cuidar la salud, no solo la física, sino también la mental, para encarar el presente y el futuro postCovid.

Etiquetas
Publicado el
20 de junio de 2021 - 06:00 h
stats