El Hospital Reina Sofía mejora la tasa de supervivencia del cáncer infantil gracias al diagnóstico precoz

Acto celebrado en el hospital Reina Sofía de Córdoba.

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba sigue mejorando la tasa de supervivencia del cáncer infantil gracias al diagnóstico precoz, la mejora de los tratamientos y la apuesta por la investigación junto al Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (Imibic). Precisamente para conmemorar todo el trabajo, ilusión y superación que hay tras el diagnóstico, el hospital ha organizado un intenso programa de actividades a lo largo de la jornada en el que han colaborado diversos servicios coordinados por la Unidad de Actividades Motivacionales.

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, la delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha participado en la programación que ha arrancado a las 12,00 horas con una parada de cinco minutos en el exterior del Hospital Materno Infantil, a la que también han acudido familias y profesionales portando un pañuelo de apoyo a todos los niños con cáncer, una iniciativa con la que el hospital se suma al '#pañueloChallenge', reto impulsado por la Fundación Aladina.

“Es importante que visibilicemos, que organizamos acciones que sirvan para concienciar sobre la realidad que muchas familias viven tras el diagnóstico del cáncer infantil y que mostremos nuestro apoyo”, ha afirmado. En este sentido, “tenemos también que seguir incorporando aquellas mejoras que la evidencia nos marque y que nos permitan seguir registrando altas tasas de curación”.

También en esta línea, la directora gerente del hospital, Valle García, ha agradecido a los profesionales todo el esfuerzo que han realizado durante la pandemia, ya que la enfermedad oncológica es una patología no demorable, por lo que la actividad aquí se ha mantenido inalterada. “Ahora toca seguir sumando esfuerzos en la línea de mejorar los tratamientos para lograr que la calidad de vida de las personas que superan un cáncer sea la mejor posible”.

Las personas que han participado en la concentración en apoyo al cáncer infantil han mostrado también una pancarta especial, elaborada específicamente por pacientes pediátricos durante la semana pasada. Además, los niños hospitalizados recibirán también un regalo muy especial: el libro 'Ricitos de oro pierde el pelo... y en el mundo de los cuentos se arma un gran revuelo', de María Araceli Lloret, un cuento infantil ilustrado por Carmen Larios que incluye banda sonora original con canciones y actividades. Por último, el servicio de Alimentación y Cocina ha querido elaborar un postre especial y una tarjeta especificando la celebración de este día.

El Hospital Reina Sofía ofrece un abordaje integral a estos pacientes en la Unidad de Oncohematología Infantil, con la participación de profesionales de Enfermería y especialistas de Oncología Pediátrica, Hematología, Cirugía Pediátrica y Anestesia, entre otros, para ofrecer una completa cartera de servicios y tratamientos personalizados en las diferentes fases del proceso.

Ejemplo del buen hacer de este equipo es la tasa de supervivencia (cada vez más elevada) y la actividad investigadora que se desarrolla en el seno de Imibic. Así, en estos momentos, participan en varios ensayos internacionales (meduloblastomas, neuroblastomas, nefroblastomas, histiocitosis, tumores hepáticos infantiles --hepatoblastomas y hepatocarcinomas--) encaminados a mejorar las tasas de supervivencia en aquellas neoplasias con margen de mejora en curación, intensificando para ello la terapia o incluyendo terapias dirigidas en determinados tumores.

También se trabaja en disminuir la intensidad del tratamiento en tumores con altas tasas de curación e intentar minimizar algunas de las secuelas a largo plazo.

Por último, el hospital también ha ido apostando en los últimos años por una mejora en la atención desde un punto de vista integral. Para ello, han sido muchas las iniciativas que se han centrado en el bienestar de la familia que tiene que permanecer o acudir al hospital durante largas temporadas.

Así, está el Salón de Héroes para que los niños puedan distraerse durante su hospitalización, los kiciclos (triciclos que portan la quimioterapia), la incorporación de sofás cama para los acompañantes o la sala de juegos de espera para los niños y niñas que vienen a recibir su tratamiento de forma ambulatoria son algunos de los ejemplos de mejoras en la humanización.

Estrategia

La Consejería de Salud y Familias cuenta con la Estrategia del Cáncer de Andalucía, impulsada a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, que constituye una apuesta rotunda por mejorar la atención a menores y adolescente con cáncer en nuestra comunidad. Este documento contempla cinco líneas de intervención esenciales: prevención, promoción y diagnóstico precoz; asistencia a adultos; asistencia infantil y adolescente; humanización de la atención sanitaria y cuidados paliativos; y epidemiología, sistema de información y documentación.

Además, actualmente se está trabajando en la elaboración de un nuevo decreto que regule la estructura y funcionamiento del Comité Autonómico del Cáncer Infantil y en la Adolescencia, así como la creación de la Red Asistencial como herramienta organizativa que contemple a niños, niñas y adolescentes, como centro del proceso asistencial, siendo el resultado de diferentes entidades y organizaciones sanitarias que trabajan en equipo con el fin de garantizar una óptima atención.

Etiquetas
stats