Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana Viernes, 14/06/2024

La historia de un cordobés en un campo de concentración que nunca apareció en las listas de deportados

Piedras de la Memoria de la red internacional Stolpersteine, que recuerdan a las personas deportadas a campos nazis.

Carmen Reina

0

Ricardo Escobar Córdoba nació en la localidad cordobesa de Espejo el 14 de julio de 1907. Se exilió a Francia por la Guerra Civil pero allí, acabó trabajando como esclavo de los nazis para la Organización Todt en labores de ingeniería civil en La Gironda. Fue detenido en Ariège, encarcelado en la prisión de Fort du Ha en Burdeos, enviado al campo de prisioneros de guerra de Compiègne y, de allí, deportado al campo de concentración de Neuengamme. Pero su nombre nunca ha figurado en las listas españolas ni europeas de deportados. Hasta ahora.

Su vida está siendo ahora reconstruida gracias a las investigaciones de un historiador español en la Universidad de Lisboa, Antonio Muñoz-Sánchez, que en su labor colabora con los archivos alemanes de Arolsen en la búsqueda de datos y familiares de españoles deportados a los campos de concentración. “Escobar no estaba en ningún censo, no aparecía”, cuenta a Cordópolis. Pero sí se halló su pista y documentos en Francia que le empezaron a poner nombre y datos a su historia.

En su investigación sobre los españoles republicanos que trabajaron forzosamente como esclavos para los nazis, se encontró con el nombre de Ricardo Escobar Córdoba, que fue deportado a un campo menos conocido, el campo de concentración de Neuengamme.

Este campo de concentración de Neuengamme estaba localizado en Hamburgo (Alemania) y pasaron por allí 80.000 hombres y 13.500 mujeres. Fueron asesinados el 52% de los prisioneros. Al menos pasaron por allí 750 españoles y de ellos siete cordobeses, naturales de Almodóvar del Río, Baena, Córdoba, Doña Mencía, Palma del Río, Rute y, ahora con Ricardo, de Espejo, explican a este periódico desde la Asociación Triángulo Azul Stolpersteine de Córdoba.

Reconstrucción de su vida y homenaje

Tirando del hilo a partir del nombre de Ricardo Escobar Córdoba han podido reconstruir que se casó en Espejo en julio de 1933, con Dolores Expósito Cívico. No se sabe con certeza su fue después de la guerra o a punto de terminar cuando se exilió a Francia y ahí comenzó la historia que le llevó al campo de concentración.

Por suerte, Ricardo fue uno de los deportados que sobrevivió y fue finalmente liberado. Se instaló en el sur de Francia y vivió durante la década de los 60 y 70 en la localidad de Thézan-lès-Béziers.

Las investigaciones y los colectivos memorialistas han confirmado que tuvo descendencia y, ahora, han logrado localizar a dos sobrinos nietos -María Teresa y Luis- descendientes de un hermano, que viven en Espejo (Córdoba). Incluso, han dado con Julia, una vecina de Espejo que iba a la vendimia francesa y conoció allí a Ricardo.

Desde el colectivo memorialista de Espejo se mantiene la búsqueda de más familiares y datos que reconstruyan por completo la vida de Ricardo. Se sabe que murió el 13 de agosto de 2001 en Trèbes, departamento de Aude, en la región de Occitania (Francia). Y poco más. Ahora se sigue la pista para dar con los hijos que pudiera haber tenido en Francia.

A Ricardo, junto a otros diez espejeños deportados a campos nazis, se le va a hacer un homenaje, que prepara el ayuntamiento del municipio con el proyecto Stolpersteine. Se colocarán estas Piedras de la Memoria en su pueblo, con colaboración también del Foro por la Memoria Democrática de Espejo, para que su historia nunca más quede en el olvido.

Etiquetas
stats