A Desalambrar: 20 años de lucha por la apertura de los caminos públicos

Marcha de A Desalambrar contra el cierre de un camino público en el año 2005.

A comienzos de este siglo, un grupo de cordobeses vinculados al senderismo observaban con preocupación cómo la Sierra de Córdoba veía levantar alambradas, vallas y se compartimentaba en fincas, unas de caza, otras espoleadas por el boom del ladrillo que arrancaba entonces. Con ello, muchos caminos públicos que transitan por la Sierra se fueron cerrando y, ante eso, personas ligadas a clubes senderistas y al ecologismo decidieron dar una respuesta ciudadana y reivindicar su apertura. Hicieron un llamamiento a la sociedad, contaron con documentación exhaustiva de los caminos públicos y, tras una asamblea, nació la Plataforma A Desalambrar. Este mes de noviembre cumplirá 20 años de vida y, dicen quienes están en ella desde el inicio, que su denuncia sobre el cerrojazo de los caminos públicos y las vías pecuarias, sigue estando totalmente vigente.

Mientras ultiman los preparativos para celebrar sus dos décadas de trayectoria, responsables de la plataforma han compartido con Cordópolis cómo fueron aquellos inicios, sus principales reivindicaciones, imágenes de entonces y su actividad a lo largo de este tiempo. Con más de 10.000 kilómetros a pie en las piernas de muchos de los que forman parte de A Desalambrar desde noviembre de 2001, recuerdan con orgullo cómo en aquel momento "esto tomó cuerpo con los clubes de senderismo, con la ciudadanía", explica Antonio Blanco, para recuperar lo que era público y se había cerrado al paso de los cordobeses.

La actividad de aquel grupo inicial, que hoy tiene a más de un centenar de socios, más otras 60 personas que habitualmente participan en sus marchas, ha llegado a lo largo de este tiempo a buena parte de la población de Córdoba: "En este tiempo, varios miles de cordobeses han venido a alguna ruta con nosotros". Porque esas rutas, marchas mensuales por los caminos públicos, han protagonizado buena parte de la actividad de A Desalambrar para denunciar el cierre de vías en la Sierra y también en la Campiña.

Documentación y estudio topográfico

Un trabajo exhaustivo de documentación y de estudio topográfico ha estado ligado siempre a sus reivindicaciones. El conocimiento palmo a palmo de los caminos públicos, su historia y certificar su uso abierto durante el paso del tiempo, han estado detrás de las denuncias que la plataforma ha realizado siempre ante las administraciones competentes -el Ayuntamiento de Córdoba en lo referido a los caminos y la Junta de Andalucía sobre las vías pecuarias-.

"Hay muchísimos caminos y vías pecuarias usurpados", constatan. Tienen claro, que aunque la valla que cierra un camino público la instala un propietario de una finca, "en estos 20 años, nuestro enemigo real no es el que corta el camino sino el que lo permite, el dueño del camino público, que siempre es el mismo: el Ayuntamiento o la Junta", destacan sobre unas administraciones a las que acusan de "una inacción total" al respecto. "Estamos en un país en el que se legisla mucho y las leyes se guardan en un cajón", dice Blanco gráficamente sobre cómo, en la práctica, la preservación de los caminos públicos no ha sido defendida por las administraciones pese a estar obligadas por norma.

Por eso, el espíritu reivindicativo no se ha perdido en A Desalambrar cada vez que se encuentran, transitando por una de estas vías, el cartel que tantas veces han leído: "Prohibido el paso". Desde la constatación de que la vía efectivamente es pública, al requerimiento de actuación de la administración competente, hasta actos reivindicativos que "han desalambrado" y abierto caminos que estaban cerrados en la Sierra. Incluso, llegando a sufrir las consecuencias en los tribunales.

"No hemos avanzado, la reivindicación sigue siendo la misma"

"En estos 20 años no hemos avanzado prácticamente nada. Hoy por hoy la reivindicación sigue siendo la misma", dicen desde A Desalambrar sobre la realidad que se siguen encontrando en los caminos públicos, cortados por cancelas y vallas, sin que estas dejen la posibilidad del paso a cualquier persona, como está reglamentado cuando un camino público atraviesa una finca privada. "Hemos pasado de tener una Sierra limpia, donde vívia gente, a la que iban los piconeros, que se limpiaba y no había incendios, a una Sierra llena de fincas de caza donde no vive nadie y cierran los caminos para ir una vez al año", expone Blanco.

Por eso, toda la actividad de la plataforma siguen en marcha, dos décadas después: desde sus rutas mensuales por caminos y vías pecuarias, la limpieza de estos, acciones reivindicativas en las alambradas que los cierran, documentación y estudio de los caminos, divulgación de ese conocimiento y su actividad... Todo ello, para concienciar también a la sociedad cordobesa de que la riqueza de la Sierra es un bien público, al que nadie puede cerrar el paso.

Celebración y actividades en noviembre

Con ese bagaje en la retina y con savia nueva entrando a formar parte de la plataforma en estos años para sumar energías y nuevas actividades -como la preservación de las fuentes públicas-, A Desalambrar se propone echar la vista atrás para conmemorar sus dos décadas de vida. Será los días 19, 20 y 21 de noviembre, en el Centro Social Rey Heredia, donde se desarrollarán distintas actividades.

Allí se podrá escuchar desde una conferencia por parte del que fuera el primer presidente del colectivo, Patrick W. Philpott .-"un inglés afincado en Córdoba que nos enseñó a muchos a amar nuestra Sierra"-, hasta un "Espacio Joven" con talleres sobre cartografía y manejo de nuevos medios tecnológicos, flora y fauna de la Sierra o testimonios como el de Ana Martínez, que a sus 90 años, repasará cómo era la vida que ella tuvo siempre en la Sierra.

Asimismo, se proyectará un vídeo conmemorativo que se está elaborando con testimonios de integrantes de A Desalambrar, sobre los hitos de su trayectoria, y habrá una jornada de convivencia entre quienes han hecho posible estas dos décadas del colectivo.

Y, cómo no, una ruta senderista pondrá el broche de oro a esta celebración: se hará el recorrido de la primera ruta que hace 20 años hizo la plataforma, la ruta por la Vereda Pasada del Pino, entre Las Jaras y Los Villares. Y habrá sorpresas para los participantes, avanzan los organizadores. Pero eso tendrá que esperar a que llegue la celebración de este 20 aniversario de A Desalambrar.

Etiquetas
Publicado el
23 de octubre de 2021 - 05:30 h
stats