La Delegación de Salud expresa su repulsa ante la agresión a un celador en el Centro de Salud Guadalquivir

La delegada de Salud y Familias en Córdoba, María Jesús Botella, en una imagen de archivo.

La delegada de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Jesús Botella, y el gerente del Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir, Javier Fonseca, han expresado este miércoles su "repulsa" ante la agresión que ha sufrido un celador en el Centro de Salud Guadalquivir, en la capital cordobesa.

De hecho, según ha informado la Administración autonómica, Botella y Fonseca, junto al resto del equipo directivo del distrito han acudido en este mismo día al citado centro de salud para manifestar su "condena al episodio de violencia que tuvo lugar ayer contra un celador en el desempeño de su trabajo". Con su presencia, han querido trasladar a todos los profesionales del centro su "respaldo y solidaridad".

Desde Salud se ha recordado que "la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de Justicia, y así se han dictado sentencias en estos casos, castigándose con penas de uno a tres años de prisión".

Etiquetas
Publicado el
18 de febrero de 2021 - 04:15 h
stats