Casetas de perros insonorizadas contra el pánico canino a las tormentas y la pirotecnia

Casetas Bubu, casetas de perros insonorizadas y climatizadas

Bubu, como otros tantos perros, no soportaba el sonido de los petardos, de los cohetes ni de las tormentas. La extrema sensibilidad del oído de los canes hacía que este perro adoptado por María Dolores Sotomayor y Juan Carlos Arjona, vecinos de Córdoba, sufriera ataques de pánico cada vez que escuchaba alguno de esos ruidos. Esa angustia hizo que sus dueños tuvieran una idea para proteger a su perro, que se dieran cuenta de que no existía nada igual en el mercado y lo patentaran: casetas de perros insonorizadas. Y, ahora, acaban de arrancar su comercialización, con total protección contra el ruido exterior y, además, climatizadas.

La historia personal de Bubu -además del terror a los ruidos, "tenía delicado el corazón"-, hizo que sus dueños intentaran buscar una solución. "Cuando escuchaba petardos o una tormenta, yo creía que se me moría en brazos", cuenta María Dolores a Cordópolis. Ella y su marido pensaron primero en insonorizar una habitación de su casa, "pero era alquilada y no podíamos hacer obra". Y, cuando llegó la pandemia de la Covid19 y tuvieron menos trabajo en su empresa de placas fotovoltaicas y aire acondicionado, pensaron en ocupar las tardes en inventar un remedio para que Bubu se sintiera tranquilo sin escuchar los ruidos a los que tenía pánico.

"Tuvimos la idea de buscar una caseta de perro insonorizada, pero mirando por internet, nos dimos cuenta de que no había nada así" en el mercado. Así que se pusieron manos a la obra y crearon la primera caseta, insonorizada al completo con lana de roca como aislamiento acústico. Y, aprovechando sus conocimientos por su trabajo, le añadieron un plus: "Climatizamos la caseta".

Con esa idea hecha realidad, consiguieron que en enero de 2021 se patentara su invento, que ya se presentó con todos los accesorios: con puerta abatible para entrar y salir, ruedas, termostato y luces led en el interior y exterior de la caseta. Poco después, el perro que había inspirado esta idea, moría. Y, ahora, Casetas Bubu es el nombre que le recuerda en la iniciativa empresarial de esta pareja de cordobeses.

Distintos tamaños y también para gatos

Las casetas insonorizadas y climatizadas para perros les ha valido a estos dos cordobeses el primer premio de la Asociación Club de Inventores Españoles. Desde septiembre, las comercializan en tres tamaños -pequeño, mediano y grande- según las dimensiones del perro y, por encargo, también las hacen "extragrandes", para razas como mastines o dogos, maxiperros.

Están pensadas para porches cubiertos o espacios interiores de viviendas, resguardadas con alguna techumbre. Y próximamente también estarán disponibles para exterior, con materiales apropiados para la intemperie, explican sus promotores. Asimismo, han creado también casetas para gatos. Estas no cuentan con insonorización -"los gatos no son tan asustadizos con los ruidos", pero sí les han puesto climatización.

Bubu, aunque ya no esté, fue el artífice de esta idea que gracias a él ha visto la luz y que, desde Córdoba, pretende hacer más cómoda la vida a muchos perros por todo el país.

Etiquetas
Publicado el
18 de octubre de 2021 - 05:30 h
stats