Cajasur alcanza un resultado de 7,89 millones en el primer trimestre de 2022

Edificio de Cajasur en Gran Capitán

El Grupo Kutxabank ha cerrado el primer trimestre de 2022 con un beneficio neto de 75,1 millones de euros, un 21,6% más que en 2021. Cajasur ha aportado 7,89 millones a la cuenta de resultados, lo que supone un 20,6% de incremento  respecto al primer trimestre del ejercicio pasado.

El resultado se ha obtenido en un entorno profundamente condicionado por la guerra en Ucrania, que ha provocado un empeoramiento de las previsiones de recuperación tras la pandemia, con un nivel de incertidumbre muy elevado sobre el alcance de la crisis.

En el corto plazo, el mayor reto de la economía consistirá en responder a la escalada de precios que se está generando en la cadena de suministros, y cuyo reflejo es que la inflación haya acabado el trimestre rozando ya el 10%.

Para combatir esta situación inflacionista, el BCE está favoreciendo una política monetaria de subida de tipos, que se prevé continué en el futuro, poniendo fin al periodo de tipos en negativo.

En este entorno tan complejo, la actividad comercial de Kutxabank ha alcanzado los objetivos fijados para el inicio de 2022, en buena medida gracias a la pujanza del negocio ‘core’ que, además, se ha visto favorecido por el crecimiento del margen de intereses por encima de las previsiones. 

Los ingresos bancarios recurrentes han crecido un 7,3% y se sitúan por encima de los obtenidos en marzo de 2019, último año antes de la pandemia. Los ingresos generados por los servicios, los recursos fuera de balance y los seguros continúan superando la contribución del margen de intereses a la cuenta de resultados, al constituir un 53% del total del negocio bancario.

En un entorno de fuerte volatilidad en los mercados y de intensa competencia en el mercado hipotecario, ha logrado consolidar sus cuotas de mercado gracias al crecimiento de los recursos fuera de balance, y la pujanza en la contratación de productos bancarios fundamentales como los préstamos hipotecarios, los préstamos personales y los seguros.

A la evolución positiva del negocio se ha sumado la mejora de la eficiencia y la reducción de costes, ya que los gastos de explotación han crecido un ligero 1,5%, y se ha mantenido el exigente nivel de saneamientos crediticios e inmobiliarios, a los que se han destinado 56 millones de euros, superando las dotaciones realizadas en el primer trimestre de 2021.

Kutxabank ha continuado dando respuesta a un perfil de cliente cada vez más habituado a operar online, lo que ha favorecido que continúe creciendo el número de usuarios que se incorporan a este servicio. En la actualidad, el 58,5% del total de clientes son usuarios digitales. La Banca online y la Banca móvil del Grupo se afianzan como canales estratégicos para la contratación de productos y servicios, y ya concentran el 44% del total de contrataciones.

Los recursos administrados crecen un 5,2%

Los recursos de clientes administrados por Kutxabank han alcanzado al final del primer trimestre de 2022 los 73.100 millones de euros, lo que supone un avance del 5,2% con respecto al año anterior. 

En momentos de volatilidad y de incertidumbre como el actual, el mercado y sus clientes reafirman la confianza que depositan en el modelo de ahorro-inversión de Kutxabank, que se ha mantenido como la tercera entidad con mayores suscripciones netas en fondos de inversión, con un total de 609 millones de euros, el 23% del total de las suscripciones netas que han entrado en el mercado. De esta forma, ha logrado incrementar en un año un 11,8% el patrimonio gestionado en fondos de inversión y carteras delegadas.

Las carteras delegadas han crecido un 21%, hasta los 12.469 millones de euros, y concentran ya el 79% del total de fondos de inversión que gestiona el Grupo.  

El Grupo Kutxabank cuenta en la actualidad con cerca de 21.000 millones de euros gestionados en fondos de inversión. A pesar del entorno del mercado y la alta volatilidad, ha continuado elevando su cuota de mercado hasta el 6,75%.

La inversión crediticia productiva avanza un 6%

Impulsada en buena medida por la actividad de la Banca Mayorista, que ha avanzado un 13,2%, la inversión crediticia productiva ha alcanzado los 46.514 millones de euros, lo que presenta un incremento del 6%.

En la Banca Minorista la nueva producción hipotecaria ha superado los objetivos fijados por la Entidad, mientras que los préstamos-consumo han crecido a doble dígito.

La rúbrica de nuevos préstamos hipotecarios ha avanzado hasta los 1.062 millones de euros. La red minorista de Kutxabank ha mantenido la buena evolución de su actividad comercial en un entorno extremadamente competitivo, en el que ha logrado mantener sus cuotas hipotecarias por encima de las cuotas de mercado naturales.

La contratación de nuevos préstamos al consumo ha sido muy destacada, ya que ha alcanzado los 129 millones de euros, lo que supone una mejora del 11,6% frente a 2021, con un avance significativo del 12,2% en el Crédito Comercio, en ambos casos por encima de la media del sector, y en un contexto de contracción del consumo.

Los seguros aportan un 13,6% más

Kutxabank Seguros ha mantenido a lo largo de los primeros tres meses del año la buena evolución que viene registrando en su actividad comercializadora, con un importante crecimiento de la nueva producción, un total de 35.000 nuevas pólizas, un 10,2% más que marzo de 2021.

El incremento del nuevo negocio se puede observar en todos los productos del catálogo de seguros, pero es especialmente reseñable en los ramos de Hogar o Vida Riesgo, con incrementos de un 36,1% y un 14,7%, respectivamente.

El stock de pólizas de Kutxabank Seguros supera los 927.000, y esta actividad ha aportado en este periodo un total de 43,9 millones de euros de ingresos a la cuenta de resultados del Grupo, un 13,6% más.

Buen trimestre en el negocio de empresas

A pesar del complicado entorno del mercado, ha sido un buen trimestre para el negocio de empresas de Kutxabank, al marcar crecimientos récord en el caso de la facturación de activo fijo, que se ha duplicado con respecto a 2021.

Kutxabank ha respondido a las necesidades de financiación de las empresas clientes con un total de 1.606 millones de euros, un 21,6% más que en el primer trimestre de 2021. Por su parte, las operaciones de financiación del activo circulante, directamente relacionadas con la evolución del negocio empresarial, han crecido un 28%, un 29% el descuento comercial, y un 20% la facturación de operaciones de comercio exterior.

La demanda de seguros por parte de las empresas ha registrado un crecimiento del 22% en nuevas pólizas, sobre todo en los ramos de seguros de crédito, combinado y de responsabilidad civil.

La morosidad continúa mejorando

El Grupo Kutxabank ha continuado disminuyendo el saldo de los activos dudosos, más de 30 millones de euros en el primer trimestre de 2022, con lo que se sitúan en los 911 millones de euros.

En consecuencia y junto al crecimiento del saldo de inversión crediticia, la ratio de morosidad ha caído por debajo del 1,8%, el índice más bajo en la historia de Kutxabank. Esta mejora supone una caída de 40 puntos básicos en 12 meses, y es un dato que se compara muy favorablemente con la media del sector, que fue del 4,3% en febrero. 

Respecto a las carteras afectadas por las medidas-Covid, Kutxabank cuenta con unas tasas de morosidad más bajas que el sector financiero, un 3,9% en el caso de la cartera de moratorias y un 0,8% en la de financiación avalada.

Cuenta de resultados

La evolución en positivo de todos los principales márgenes refleja la solidez del modelo de negocio de Kutxabank, en un entorno en el que se vislumbra un cambio de tendencia de los tipos de interés.  

Los ingresos ‘Core’ del negocio bancario han registrado un fuerte crecimiento del 7,3%, 296,3 millones de euros, impulsados principalmente por los ingresos por servicios y de los procedentes de la actividad aseguradora, que han avanzado un 13,7%.

El Margen de Intereses también ha logrado crecer ligeramente, por encima de las previsiones, ya que se ha situado en los 138,2 millones de euros, un 0,8% más.

Estos datos reflejan que en la actualidad el 53% del negocio ‘core’ bancario proviene de la aportación de los ingresos por servicios y seguros, superando de esta forma la contribución del margen de intereses. Cubren, además, el 105% de los gastos de explotación totales de la Entidad.

La aportación recurrente de la cartera de participadas, vía cobro de dividendos y de la contribución de las asociadas, así como otros resultados no recurrentes de la cartera de deuda, han alcanzado los 14,4 millones de euros.

De esta forma, el Margen Bruto ha superado los 300 millones de euros, un 10,3% más que en el primer trimestre de 2021.

Kutxabank ha continuado realizando un relevante esfuerzo para mejorar su eficiencia y reducir los gastos de administración, mientras ha continuado reforzando sus provisiones.

Los gastos de explotación se han incrementado un 1,5%, y el Margen de Explotación se ha situado en 149,9 millones de euros, un 20,9% más.

Con todo, la ratio de eficiencia recurrente ex ROF ha continuado mejorando hasta situarse en el 52,7%.

En línea con la gestión de máxima prudencia que desarrolla el Grupo, y además de reducir el volumen de activos dudosos, se ha mantenido el exigente nivel de saneamientos de la cartera crediticia y de otros activos, partida a la que se han destinado 56 millones de euros, un 36,9% más que en marzo de 2021.

Una vez considerada la fiscalidad de los resultados, el beneficio consolidado del Grupo ha alcanzado los 75,1 millones de euros, un alza del 21,6% con respecto al mismo periodo de 2021, con una aportación positiva de Cajasur de 7,89 millones, un 20,6% más con respecto al primer trimestre del pasado ejercicio.

La solvencia del banco sigue manteniendo su tradicional fortaleza, incluso en contextos tan complejos como el registrado en el primer trimestre de 2022, en el que la ratio CET1 phase-in se ha fijado en el 17,5%.

Etiquetas
stats