Se buscan voluntarios en Córdoba para participar en el ensayo mundial por la vacuna contra el VIH

Se buscan voluntarios en Córdoba para participar en el ensayo mundial por la vacuna contra el VIH

Se llama Mosaico y científicos e investigadores tienen todas sus esperanzas puesta en él. Sería la puerta para dar, por fin, con la vacuna contra el VIH. El estudio de la farmacéutica Janssen busca movilizar a casi 4.000 personas voluntarias en todo el mundo de las 250 deben residir en España. Concretamente, en Córdoba, Madrid, Barcelona y Valencia ya que son las únicas provincias españolas cuyos hospitales están participante en este estudio. En la capital cordobesa es el Hospital Reina Sofía el que forma parte del estudio y cuenta ya con voluntarios, aunque la cifra debe crecer antes de septiembre.

De conseguirse la vacuna, estaríamos ante uno de los hitos de la Medicina de los últimos daños. Actualmente, este ensayo clínico mundial se encuentra en la fase III, la que precede a la comercialización de la vacuna, por lo que conseguir personas voluntarias se antoja realmente importante. Cabe recodar que fue en noviembre de 2019 cuando se incluyó al primer participante del estudio.

Los autores del estudio explican que las vacunas que se evalúan -Ad26 y gp140) no pueden provocar una infección por VIH ni SIDA ya que o se elaboran a partir del VIH vivo, VIH muerto, partes obtenidas del VIH ni de células humanas infectadas por el VIH, sino a partir de copias sintéticas (fabricadas en el laboratorio) de partes del VIH y, por lo tanto, no pueden provocar una infección por VIH ni SIDA.

Los requisitos para formar parte del estudio son seis: ser hombre cisgénero (cuando la identidad de género de una persona coincide con el sexo asignado) o persona transgénero, mantener relaciones sexuales con hombres cis o con personas transgénero, estar exento de complicaciones médicas, ser VIH negativo, tener entre 18 y 60 años de edad y no haber usado nunca profilaxis previa a la exposición contra el VIH.

Además del Hospital Reina Sofía, los centros españoles que están participando en este ensayo son el Hospital Germans Trials iPujol (Badalona), el Hospital Universitario Vall d'Hebron y el Centro de Salud Internacional y Enfermedades Transmisibles Drassanes-Vall d'Hebron (Barcelona), el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz y el Hospital Clínico San Carlos / Centro Sanitario Sandoval (Madrid) y el Hospital General Universitario de Valencia.

Los voluntarios que quieran sumarse al ensayo en Córdoba sólo deben enviar un correo a la dirección ensayomosaicohurs@gmail.com

El camino hasta llegar a esta fase de la investigación

En la actualidad, la vacuna Ad26 en combinación con una de las vacunas de proteínas se está evaluando en participantes del sexo femenino en África del sur. Ese estudio se llama Imbokodo y también se conoce como HVTN 705/HPX2008. Más de 2.600 participantes forman parte de este estudio para demostrar si las vacunas pueden prevenir la infección por VIH en mujeres de África del sur. Un organismo independiente denominado Comité de Supervisión de Seguridad de los Datos supervisa este estudio y, hasta la fecha, ha recomendado que el estudio continúe realizándose como se hace actualmente.

El esquema de vacunas de investigación que se utiliza en Mosaico difiere ligeramente del esquema usado en Imbokodo, pues incorpora un segundo componente en la vacuna de proteínas. Se espera que esta proteína adicional ayude a que el esquema de vacunas funcione en otras regiones del mundo donde está presente la cepa del clado B del VIH (en África del sur existe el clado C).

Por otro lado, las vacunas del ensayo Mosaico se han usado ya en otros estudios, como el citado Imbokodo o en Aprroach, Ascent y Traverse. Los resultados iniciales de estos tres últimos han mostrado que no existen problemas de salud graves relacionados con estas vacunas y que estas producen respuestas inmunitarias (aún no hay datos del estudio Imbokodo). Más de 200 participantes de estos estudios están incluidos actualmente en un seguimiento a largo plazo en el que se seguirán evaluando las respuestas a la vacuna durante tres a cinco años adicionales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que siempre existe la posibilidad de que surjan problemas. Un objetivo del estudio Mosaico es evaluar si las vacunas son seguras cuando se administran a más personas. La salud de cada participante será vigilada minuciosamente durante todo el estudio.

Los estudios Mosaico e Imbokodo difieren de algunos de los estudios previos en el hecho de que los investigadores ahora quieren averiguar si este esquema de vacunas en particular puede prevenir la infección por VIH.

Etiquetas
Publicado el
12 de agosto de 2021 - 05:45 h