Si te compras un Tesla (que ya puedes) no tendrás donde supercargarlo en Córdoba

Un vehículo Tesla en un supercargador.

Si vives en Córdoba, ya te puedes comprar un coche Tesla (de consumo energético y amplia autonomía), pero no tendrás un supercargador cerca. Tampoco un cargador de destino (que carga algo más lento que el anterior, que en media hora llena las baterías). Tendrás que cargar el coche en tu propia casa. Este viernes, Tesla estrenó web en castellano, donde además ha detallado cómo comprar un vehículo: el usuario puede configurar su unidad para posteriormente proceder a su reserva (hay que abonar 1.000 euros para el Model 3 y 2.000 para los otros coches).

El fabricante estadounidense, que ya opera en varios países del mundo, no tiene previsto abrir concesionarios en España al menos hasta la segunda mitad del año que viene (cuando lo hará en Madrid y Barcelona). Sin embargo, ya está poniendo en marcha toda la tecnología que acompaña a sus vehículos. La firma americana explica que cuenta con 36 puntos de carga en casi 50 destinos para que los usuarios de Tesla viajen sin interrupciones por toda España. Estos cargadores de destino no son superchargers. Sí que se instalarán siete de este tipo.

El supercargador más cercano se ha instalado en Cúllar, en Granada. En cuanto a los cargadores de destino, el más cercano está en el hotel Hospes Las Casas del Rey de Sevilla. También hay otros dos en Málaga (uno en un museo) y otros dos más en Granada (en otros tantos hoteles). Todo se puede consultar en la web de la compañía.

Los supercargadores son conectores gratuitos que cargan su Model S y Model X en cuestión de minutos. Las estaciones de carga están ubicadas estratégicamente para minimizar las paradas durante viajes de larga distancia, y se han dispuesto convenientemente cerca de restaurantes, centros comerciales compras y puntos de acceso WiFi. Las estaciones tienen varios supercargadores para que pueda volver cuanto antes a la carretera.

Los vehículos Tesla utilizan un cargador a bordo para convertir la corriente alterna (CA) de un cargador de pared a corriente continua (CC) que se almacena en la batería. Los supercargadores son cargadores múltiples que funcionan en paralelo para cargar hasta 120 kW de directamente en la batería. A medida que la batería se aproxima a su carga completa, el ordenador de a bordo del vehículo reduce gradualmente la corriente al nivel óptimo para terminar de cargar las celdas.

La carga de cada celda es similar a llenar un vaso de agua sin derramar. A medida que el vaso se llena, se reduce el flujo para aprovechar hasta la última gota. Al aplicarlo a las baterías, esto significa que la corriente se va aminorando para equilibrar el voltaje de las celdas, reduciendo en última instancia la carga al mínimo hasta que la batería esté casi llena. El perfil de carga resultante es la razón por la que recomendamos una carga al 80 %, que generalmente es suficiente para llegar a la siguiente estación de supercargador más cercana.

Utilizar un Supercharger es fácil. Simplemente tiene que estacionarse, conectarse y en aproximadamente 30 minutos tendrá suficiente alcance para llegar a su destino o a la siguiente estación. Todos los nuevos Model S y Model X vienen equipados de fábrica con tecnología para Superchargers.

No obstante, desde Tesla recuerdan que todas las variantes del Model S y del Model X se pueden cargar en cualquier enchufe convencional mediante un adaptador. Tesla no incluye en el precio del vehículo el wallbox (la estación de carga de pared) para su casa u oficina que vende a 500 euros para el mercado español.

Etiquetas
stats