Ante Nuestra Señora de los Dolores

Fiesta de Regla de Nuestra Señora de los Dolores | ÁLEX GALLEGOS

La estampa es plenamente reconocible. Tiene lugar cada año cuando Córdoba está a las puertas de su Semana Santa. Sempiterna es la presencia en el emblemático rincón de la ciudad del Cristo de los Desagravios y Misericordia, con sus faroles apagados a la luz del día. El empedrado de la plaza recibe la pisada de centenares de personas, que desde primera hora de la mañana acuden a su ineludible cita en San Jacinto. Es Viernes de Dolores y la Señora de Córdoba aguarda en su templo. Entre el encalado blanco de los muros de Capuchinos se levanta la iglesia hospital de San Jacinto, ante cuyas puertas es incesante el paso de fieles y cofrades.

Si bien la jornada esta vez cuenta con un pálido cielo, el fervor popular continúa como a lo largo de los tiempos. La devoción está enraizada en la ciudad, que este día estalla ante Nuestra Señora de los Dolores. La hermandad de la que es titular la imagen que tallara cuatro siglos atrás Juan Prieto dedica a la Virgen cultos a lo largo de todo el día, que es el suyo. Las misas comenzaron a las ocho de la mañana, mientras que a las once tuvo lugar la Fiesta de Regla de la corporación servita, la cual ofició el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández. Entonces comenzaban a extenderse las colas en torno al templo. Al acto acudieron diversas autoridades e incluso el presidente del Córdoba, Jesús León.

Crecieron las filas de personas con el paso de los minutos, y lo harán aún más con el transcurso de las horas. Así es desde tiempos inmemoriales en la ciudad en un día de gran intensidad devocional, en el que en esta ocasión el Partido Popular de Córdoba quiso tener un gesto con la hermandad de los Dolores. Integrantes de la formación no sólo asistieron a la Fiesta de Regla en honor a la Señora de Córdoba, sino que dieron un obsequio a la cofradía del Viernes Santo. En este sentido, hicieron entrega del molde de la imagen de la Virgen que en su despacho en Madrid tiene José Antonio Nieto, ex alcalde y actual secretario de Estado de Seguridad.

Realizada por el imaginero Jorge Domínguez, la talla completa de una cuarta de altura fue un regalo que en su momento le hicieron a Nieto sus compañeros de partido en Córdoba con motivo de su nombramiento por el Ministerio del Interior. Entonces, la hermandad no pudo ofrecer ninguno de los que tuviera debido a su estado. De ahí que fuera necesaria la realización de un nuevo molde, que desde este Viernes de Dolores tiene la servita corporación.

La jornada de religiosidad popular en la iglesia hospital de San Jacinto seguirá durante la tarde. Así, a las 19:30 tendrá lugar la oración y el rezo de la Corona Dolorosa. Ya a las 21:30 la hermandad del Viernes Santo celebrará su tradicional Vía Matris en el interior del templo. Pero más allá de estos dos actos cultuales, centenares de fieles mantendrán las colas para acudir a venerar a la Señora de Córdoba. Estarán entonces ante Nuestra Señora de los Dolores.

Etiquetas
stats