Salud archiva el expediente al comedor de Rey Heredia

Imagen de archivo de activistas en el comedor social del colegio Rey Heredia | MADERO CUBERO
La Acampada Dignidad se enfrentaba a una multa de hasta 5.300 euros

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha archivado el expediente sancionador que abrió al comedor social de Rey Heredia, según avanza Radio Córdoba y confirman fuentes de la Junta. El antiguo colegio está ocupado por la Acampada Dignidad desde hace dos y en él abrieron un servicio de comidas para personas sin recursos. El expediente sancionador ahora archivado podía haber ascendido hasta los 5.300 euros.

Pablo Martínez, de la Acampada Dignidad, señala que el colectivo ha recibido muy positivamente la noticia. “Al parecer, se ha estimado la principal alegación que presentamos en contra del expediente y que reside en el hecho de que la sanción se impone a un colectivo, la Acampada Dignidad, que no existía en el momento en el que estaba abierto el comedor social”, señala. Y es que la Acampada Dignidad, recuerda Martínez, se instituyó como canal para la cesión de las instalaciones a los vecinos por parte del Ayuntamiento, días antes de que se abriese el expediente.

El año en el que el comedor ha permanecido cerrado ha servido a los colectivos para realizar las obras y los trabajos necesarios para que cumpla todos los requisitos de apertura. El último de ellos ha sido la instalación y elementos de ventilación necesarios para el uso de gas butano en la cocina. “Nuestra idea es solicitar el inicio de actividad a la Junta la semana que viene. Esperaremos a que inspeccionen la cocina y puede que a mediados del mes que viene la reabramos”, calcula Martínez.

La sanción más importante a la que se enfrentaban, por 5.000 euros, correspondía una infracción administrativa por el hecho de no haber comunicado la apertura de un establecimiento alimentario con anterioridad a su puesta en marcha, y se deduce de la inspección que se llevó a cabo el pasado 23 de marzo. Dicho expediente sancionador se inició a instancias del anterior gobierno municipal del Partido Popular, que procedió a denunciar ante las autoridades sanitarias a la Cocina Abierta “tras cortar el suministro de agua al Rey Heredia, sabedor de que no contar con suministro de agua corriente impedía continuar con la actividad del comedor”, según la nota.

Aunque el pasado 30 de junio el nuevo gobierno municipal se inhibió en la resolución de este expediente, y a pesar de que desde el 23 de marzo de 2015 se interrumpió la actividad de la Cocina Abierta, el procedimiento había continuado. Hasta ahora.

Etiquetas
stats