Ruiz: “Cualquier alcalde que se acerca a la Diputación es atendido cuanto antes”

Antonio Ruiz en el desayuno de este martes | TONI BLANCO

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz (PSOE), hizo este martes balance de sus dos años al frente de la institución provincial, destacando la nueva etapa de “apertura” del organismo hacia los vecinos y el conjunto de regidores. “Ya podemos decir que cualquier alcalde que se acerque a la Diputación va a ser atendido en el menor tiempo posible”, señaló.

Ruiz fue presentado por la alcaldesa de la capital y compañera de partido, Isabel Ambrosio. La regidora elogió el talante del presidente de la Diputación que recientemente fue elegido también secretario general del PSOE en Córdoba, merced a un agrio congreso en el que la alcaldesa y él no compartieron bando. No obstante, Ruiz usó las palabras de afecto de Ambrosio para subrayar que,“ a pesar de que lo que aquellos malintencionados dicen, nuestra relación es perfectamente fluida y cordial. Estoy emocionado por los apuntes personales que Isabel ha hecho”.

Buena parte del discurso del presidente de la Diputación se basó en hacer un repaso de su gestión destacando las luces que a su parecer se atesoran gracias a proyectos como el Plan Impulsa.

Siguiendo la senda económica, Ruiz anunció la puesta en marcha de una nueva “línea de ayudas directas a los autónomos, dotada con un cuarto de millón de euros, que les permitirá hacer frente a parte de sus gastos de funcionamiento” para que “sigan siendo esa punta de lanza de la economía” de la provincia.

La idea de la Diputación es canalizar las ayudas a través del Instituto Provincial de Desarrollo Económico (Iprodeco) como “pilar del Compromiso por Córdoba y en el marco del referido Plan Impulso. Su objetivo principal será promover la generación de empleo en la provincia y, con ello, evitar la despoblación del medio rural. ”Aunque es cierto que desde las administraciones se puede generar empleo y dinamizar el mercado de trabajo, a través de la inversión, de la formación o de programas de empleo para los sectores más desfavorecidos“, lo cierto es que ”quienes más empleo generan de forma directa son los empresarios“.

Otra novedad para impulsar el empleo será la inversión de 2 millones en un plan para el retorno de jóvenes y del conocimiento a la provincia de Córdoba, así como a un proyecto, financiado a través del Fondo Social Europeo, para la integración de jóvenes en el mercado de trabajo. A esto, se sumarán otros 2 millones más destinados a programas como Tu Primer Empleo y distintos planes de inserción laboral conjuntos con la Universidad de Córdoba (UCO).

En este contexto también hay que tener en cuenta, reconoció Ruiz, que la agricultura y la ganadería son “motor económico por excelencia” de la provincia, y por eso la Diputación lo respalda al dedicarle este año cuatro millones de euros, frente a los 1,5 de 2012. Pero también la industria y el turismo son “sectores estratégicos” en los que fijarse, pues “ofrecen datos muy positivos”, que hay que reforzar y, “por eso, dos de los pilares en los que se apoya el Plan Impulso” y que tienen reflejo presupuestario en ese sentido, como se evidencia en Compromiso por Córdoba, “donde, junto a empresarios y sindicatos, se ponen en marcha medidas de formación, de reindustrialización, de investigación y desarrollo, y de apoyo a empresas”.

“En segundo lugar -añadió Ruiz-, se situó Córdoba Destino, una apuesta por el sector turístico, que sigue creciendo, que se esta convirtiendo en un complemento perfecto para la agricultura, con una gastronomía de calidad y excelencia avalada por siete denominaciones de origen protegidas, y con un turismo cultural y patrimonial único”, al que se ha respaldado al duplicarse en lo que va de mandato “los recursos que se dedican desde el Patronato Provincial de Turismo”.

Todo ello se inscribe en el plan de choque inversor anunciado por Ruiz en 2016, en el marco del Plan Impulso, con “200 millones para el marco 2016-2019”, pero es que, “con los presupuestos de la Diputación para 2018 ya aprobados”, dicho plan inversor “se situará en 160 millones, es decir, en el 80% de lo anunciado en su día”, con lo que, “a falta del presupuesto para 2019 y de las incorporaciones que se vayan produciendo en este ejercicio”, los 200 millones anunciados se superarán “con creces al finalizar el actual mandato”.

Por otro lado, según recordó Ruiz, el Plan Impulso se apoya también en otro “pilar que es básico, Córdoba Social, un compromiso por las políticas sociales que nos ha llevado a destinar en este ejercicio 2018 más de 54,4 millones, sumando así cerca de un 30% de incremento en lo que va de mandato y situando el gasto en bienestar social de la Diputación en 150 millones de euros en tan solo tres años”.

Sin embargo, frente a este compromiso inversor en todos los ámbitos de la Diputación y que, según ha indicado Ruiz, también mantiene la Junta de Andalucía con la provincia, se sitúa el Gobierno central, el cual, de forma “inaceptable”, viene colocando a la provincia de Córdoba “reiteradamente a la cola de inversión”, hasta el punto de que “Córdoba reciba un 65% menos de inversión que la media nacional”.

“Sin ruido”

En cualquier caso, el gobierno de PSOE e IU en la Diputación, según resaltó Ruiz, ha logrado ya que la institución provincial se haya convertido “en un motor de impulso del desarrollo de nuestros municipios, de la generación de oportunidades, de la igualdad real y del bienestar de las personas”, aplicando una forma diferente de política, “la que analiza, la que estudia, la que se para a reflexionar y que se pone al servicio de las personas y de sus necesidades” por encima de todo.

Se trata de “una política hecha sin aspavientos, sin sectarismos, tomando como única base el trabajo y sin hacer ruido”, porque “no es necesario generar ruido para hacer cosas”, como “llegar al gobierno de un ayuntamiento en quiebra”, el de Rute, del que Ruiz es alcalde, “y convertirlo en una institución saneada al servicio de la ciudadanía”, y tampoco hay que “hacer ruido para llegar a la Diputación y hacerla aliada de los ayuntamientos”.

Por otro lado y en relación al conflicto catalán señaló que “nunca” hay que “enarbolar banderas que pretendan dividir o separar, y nunca debemos defender una patria, ni real ni ficticia, que no tenga como prioridad absoluta a las personas”.

Etiquetas
stats