Reino Unido aportó en 2019 el 7,7% de las visitas a Córdoba y la mejor tasa de pernoctaciones

Turistas en la Judería | TONI BLANCO

El anuncio de que Reino Unido aplicaría la cuarentena a los viajeros españoles que recalaran en las islas y que recomendaría a los británicos no viajar a España debido a los últimos brotes registrados en el país ha provocado una situación que ha podido rozar el esperpento político, con cruces de acusaciones entre el Gobierno y diferentes comunidades autónomas, como es el caso de Andalucía, solicitando que se incluyera expresamente a esta comunidad en las negociaciones para establecer una especie de corredor seguro entre los turistas de ambos países.

Tiene su lógica, pues en Andalucía el Reino Unido es el principal mercado emisor de visitantes, con más de 2,8 millones anuales, lo que supone más de la cuarta parte de los turistas extranjeros y el 10% del global de viajeros en la región. Pero, ¿ocurre lo mismo en Córdoba?

Lo cierto es que, si tomamos como referencia los datos de visitas de 2019 -que fueron bastante similares a los de 2018-, el turista británico no es uno de los que más visita Córdoba, si bien sí es uno de los que más pernocta en la provincia, y especialmente en la capital.

Tomando como referencia los datos publicados por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía correspondientes a la ocupación en hoteles durante el año 2019, el turismo con pasaporte británico apenas aportó el 7,7% de los viajeros que pasaron por Córdoba. Fueron un total de 35.000 turistas los que se dejaron fotografiar en nuestro patrimonio. En total, el número de turistas extranjeros que visitó Córdoba fue de 450.505.

El principal mercado de turismo extranjero en Córdoba, según los datos de la Junta, es el francés, que, con 61.914 viajeros, casi duplica al británico. Le sigue el alemán, que aporta más o menos el mismo número (32.926) de visitas a los hoteles de Córdoba que las islas. Más o menos lo mismo ocurre con los apartamentos turísticos, en los que el Reino Unido baja hasta la cuarta posición en número de viajeros.

Sin embargo, en ambos alojamientos, el turismo británico es el segundo en número de pernoctaciones. Y, en el caso de los hoteles, tiene la mejor media de noches de hotel de todos los países emisores, con dos reservas por turista y por viaje -el global en 2019 fue de 1,6-.

Un mercado que viene bajando y que cada vez gasta menos

Al igual que ocurre en Andalucía, los turistas británicos cada vez han ido viniendo menos. En 2019, el número de visitas cayó casi un 5% respecto a los mismos datos de 2018 -que en el cómputo global fueron mucho mejores-. No obstante, esta tónica también se ha venido dando en la comunidad autónoma.

Así, durante 2019 --entre enero y noviembre-- el número de visitantes británicos con destino a Andalucía se ha reducido un 3,3% interanual, en contraste con el crecimiento experimentado por el conjunto de turistas extranjeros llegados a la región, que ha subido un 3,5%.

No solo eso, entre 2016 y 2018 la entrada de viajeros británicos a la comunidad ascendió un 3%, tres veces menos de lo que aumentó el turismo extranjero, que subió un 10,3%.

Asimismo, el gasto de los turistas británicos cayó un 6,8% interanual en 2019, cinco veces más que el desembolso realizado por los visitantes internacionales en Andalucía (-1,3%).

Con todos estos datos, no resulta raro que pocas o ninguna voz se haya alzado en Córdoba para demandar a los británicos que pongan a Córdoba en una lista como corredor seguro. Es Málaga, la Costa del Sol más concretamente, la que más está echando en falta la aportación económica de los viajeros británicos, que son, de hecho, bastante conocidos por su gusto por el turismo de sol y playa.

Etiquetas
stats