Rakel Winchester recibe amenazas de muerte en su blog

Uno de los post de rakel Winchester en su blog de CORDÓPOLIS.
La cantante hace públicos mensajes que incluyen acoso sexual, violencia ideológica y agresiones machistas |

“¿Por qué no escribo ya relatos eróticos apenas?”. Así empieza un largo mensaje dejado por la cantante Rakel Einchester en su muro de Facebook. En este, la artista denuncia los meses que lleva recibiendo mensajes que incluyen amenazas de muerte trufadas con acoso sexual, insultos de carácter fascista e improperios de todo tipo por parte de uno o varios usuarios anónimos en su blog de CORDÓPOLIS Ábrete, corasón y en su propio perfil de facebook.

La cantante ha interpuesto dos denuncias ante la Policía Nacional, a finales del año pasado y en mayo. La Policía Nacional asegura que mantiene la investigación abierta y que está tratando de dar con el autor de las amenazas. “Puesto que voy a comenzar a trabajar en el turno de noche y voy a tener que cerrar a las tantas sola, voy a contar una cosita que apenas sabe nadie”, le dice Winchester a sus lectores.

“En octubre del año pasado me llegó al blog erótico que tengo en CORDÓPOLIS (y que yo administro) un comentario, que decidí no publicar. Era la primera vez que echaba atrás una opinión, porque siempre lo dejo todo visible”, recuerda.

Ese mensaje decía: “Hola Raquel. Acabo de descubrir tu página de casualidad y al leerte tuve una gran erección. Encima me pones esa foto tan sexy eso no se hace mujer jejeje. Soy un cordobés de 33 años y siempre me distes mucho morbo y he gastado muchas pajas contigo viéndote en fotos, vídeos, con tus canciones y ahora con tus relatos. Aunque dices que son inventados déjame creer que no. Tienes pinta de ser capaz de hacer todo lo que escribes y más o eso me gusta pensar ummm. De hecho ya los copié todos, serán mi libro de cabecera en las noches calenturientas. A mi también se me da bien escribir cerdadas. Lo que más me pone es leerte lo de los olores porque a mí me pone mucho poner a una hembra a cuatro patas y olisquearle por todos sus orificios cómo si fuésemos perros pero las mujeres son muy puritanas con esas cosas, excepto tú, claro. Joder tía lo que daría porque te sentarás en mi cara ahora mismo para percibir tu aroma a hembra con esas falditas y esas medias al estilo Pipi Calzaslargas. No te molesto más. Enhorabuena por lo bien que escribes y si algún día te apetece cumplir alguno de tus relatos conmigo o aunque sea por cam escríbeme a donpajillero@hotmail.com o búscame en el Face por Don pajillero en el coño de tu madre. Te espero empalmado Diosa del placer”.

Winchester cuanta que no tiene consigo el documento porque pensó que era una broma. “Conservo el texto porque le hice un cortaypega a un colega”, recuerda. “Ante todo aviso que el cobarde éste lee este facebook. Pero como se oculta y no da la cara, pues no sé quién es, pero que yo todo lo tengo público y jamás he tenido un mal modo con nadie, esa suerte tengo, la verdad”. Tras ese mensaje, el acosador anónimo insistió y comentó hasta diez de los relatos “con las mismas cerdadas”, dice la cantante.

Winchester buscó a su acosador entre los perfiles de Facebook que le siguen “y le mando un mensaje diciéndole que deje de mandarme repetidos esos comentarios que nunca voy a publicar. Él se ofende y me da a entender que yo escribo relatos para que me comenten cosas así, que a quién quiero engañar y pretende que sigamos charlando y me propone mantener una relación, rollo morbo, blablabla...”, escribe Winchester en su Facebook.

“Le explico muy correcta que le he escrito por educación para avisarle, que no tengo menor interés de hablar con alguien que no sé si es una monja, un viejo , un niño o un loco, y menos en ese tono, y menos llamándose Don Pajillero [así firmaba], y le advierto que si quiere que lo entienda y que si no también, pero que en cuanto termine mi aclaración se corta la comunicación.

Y ahí acaba mi conversación“.

Pero no acabó. “Se sigue dirigiendo a mí, y jamás contesto a nada. Durante seis meses no cuento nada a nadie porque pensar en que alguien me diga: 'Si no escribieras relatos eróticos no te pasaría', me toca mucho el coño”.

Rakel Winchester empieza a espaciar cada vez más sus relatos en CORDÓPOLIS. “Quien quiera que se lo crea y quien no me la chufla, yo no escribo relatos pensando en pajilleros, y descubrir ese mundo me quita las ganas. Aparte, claro está, de que hablamos de un tipo de mi ciudad que sabe quién soy y yo no sé quién es; es que puede ser cualquiera que va a mi bar, que puede estar esperándome en una esquina de madrugada, o que mil cosas que me crean un estado de psicosis considerable”, confiesa.

En febrero, al ver que Winchester no le responde, el acosador comienza a insultar en privado por Facebook. “Busqué en Google y encontré una página donde te registras, te dan un link, se lo mandas a la persona y cuando lo pincha te llega a tu correo su IP [ihdentificación personal del ordenador desde donde se ha emitido el mensaje, una especie de matrícula intransferible]”.

“Yo que he visto muchas películas, pienso que sabiendo la IP de un acosador, es fácil identificarlo. Y después de ver el caso del chaval de 19 años que por desear la muerte a políticos por Twitter lo detuvieron en dos horas, veo el cielo abierto y la manera de descubrirlo sin necesidad de contarle a nadie lo que estoy viviendo en secreto”.

Winchester le dijo a su acosador que estaba tratando de averiguar su IP para denunciarle. “Y ahí comienza todo. A partir de ahí se dedica a mandarme mensajes al blog con correos electrónicos que se inventa (pero su IP me sale, y es siempre el mismo tipo) amenazándome e insultándome. Se abre perfiles de Facebook para amenazarme que luego borra, y es cuando confieso al periódico lo que me está pasando y vamos a denunciar”.

La Policía Nacional aconsejó que solo Winchester denunciase “por ser amenazas contra mi persona, porque el periódico me apoya absolutamente y quiere denunciar, pero no se lo permiten. La primera denuncia que pongo es de risa. De risa el resumen de mis miedos que hacen plasmados en el papel, y así se lo comunico al policía”. Pero las amenazas prosiguen. “Dejo de escribir, porque cada vez que escribo tengo que soportar esos mensajes y yo no soy una piedra y he llorado mucho con ésto. Porque nunca he tenido un enemigo y menos desconocido. Porque vivo sola, funciono sola, saco a mis perros sola, trabajo sola y soy absolutamente libre e independiente en mi vida, y ésto me hace cambiar mis costumbres. Y no es que tenga miedo, que me paso por el chocho a el loco éste cobarde que se escuda en su anonimato, pero entiendo que entro en un estado extraño en el que me asusto de todo, desconfío de cualquiera...en fin, me cambia el carácter.. Yo soy una valiente a su lado. Estoy expuesta y sigo haciendo mi vida solitaria, y todo el mundo sabe dónde y cuándo trabajo, y que lo hago sola”.

Winchester confiesa que a veces le puede la desesperación. “Me dan ganas de decirle que venga ya, me pise la cabeza si es lo que quiere, que me pienso defender, pero que me deje en paz. A todo ésto, él lee este facebook y tiene controladas todas mis fotos, como da a entender en los mensajes... y me advierte de que las pistas que doy sobre ”mis amigos rojos o anarkistas“ le facilitarán el trabajo (querrá matarlos también)”, escribe la cantante.

El 14 de mayo, después de haberse mantenido en silencio un tiempo, vuelve a la carga desde correos electrónicos inventados de corte ultraderechista. “Son mensajes repugnantes donde me advierte que lleva tiempo planeando su venganza por haberle ignorado, dice que están esperando el día y hora adecuada para ir a por mi sin dejar pistas.... [la cantante adjunta en su muro Facebook copias de los mensajes y sus denuncias, ”para que veáis que no me lo invento“]. Winchester volvió a denunciar en Comisaría. ”Su IP está en todos los mensajes y se supone que es fácil. Ya no son insultos, ya son amenazas de muerte“.

Dos de los mensajes que la cantante ha compartido en su perfil de Facebook y que recibió, escritos en mayúsculas con los seudónimos Rojos Al Paredón y Francisco Franco Bahamonde vive dicen así:

“TIENES NOMBRE DE VACA GORDA JA JE JI JO JU HASTA EL NOMBRE LO TENEIS FEO LOS DE TU CALAÑA (=SERES INFERIORES A LA GENTE DE BIEN, O SEA LOS FRANQUISTAS Y SI SON DEL OPUS MEJOR AUN). TE HAS EQUIVOCADO DE FRASE, SE DICE ARRIBA ESPAÑA Y VIVA FRANCO, ES DE BIEN NACIDOS SER AGRADECIDOS SI ES QUE ERES ESPAÑOLA (DIOS NO LO QUIERA). AMIGA DE LA PUTA PELIRROJA TENIAS QUE SER, DIOS LOS CRIA Y… SE OS VE DE LEJOS VENIR APESTAIS IGUAL TODA LA ESCORIA SOCIAL. PERO ESTA CERCA EL DIA QUE VOLVAIS A VUESTRO HABITAT NATURAL, O SEA EL PAREDON. TENEMOS QUE SEGUIR CON LA LIMPIEZA HUMANA QUE EMPEZO NUESTRO GLORIOSO CAUDILLO QUE GLORIA ESTE. AMEN. TE ACONSEJO QUE NO DES TANTOS DATOS NI CUELGUES (A LOS ANARQUISTAS Y ROJOS SI) FOTOS PRIVADAS QUE ASI NOS FACILITAS EL TRABAJO. NOS VEMOS EN LA HORA FINAL. TIC TAC…”

Y el segundo: “MALDITA PUTA CALIENTAPOLLAS NO CREERIAS QUE LO QUE ME HICISTES QUEDARIA IMPUNE ¿VERDAD? LLEVO TODO ESTE TIEMPO PLANEANDO TU VENGANZA Y SOLO ESPERAMOS EL MEJOR MOMENTO PARA NO DEJAR PRUEBAS NI PISTAS DE LO QUE VAMOS A HACER CONTIGO. NO SABEMOS EL DIA SOLO SABEMOS QUE ESE DIA LLEGARA Y LAMENTARAS HABERME IGNORADO ASI. NI SIQUIERA LOS GITANOS MERECEN LO QUE TE VAMOS A HACER. DESEARAS NO HABER NACIDO, SUPLICARAS QUE ACABEMOS CUANTO ANTES. TE HAREMOS GRITAR CON LA BOTA EN EL CUELLO ARRIBA ESPAÑA Y VIVA FRANCO HASTA QUE TE QUEDES AFONICA. AMEN”.

Winchester lamenta que en estos ocho meses no haya recibido ni una sola llamada de los agentes de la Policía que se hicieron cargo de sus denuncias. “En la última denuncia cuando me dijeron si tenía algo más que añadir dije: sí, pon que Rajoy tiene fea la barba, a ver si así me hacen caso”.

“Y por eso no escribo, y por eso no creo en la justicia. Porque parece ser que a mi me pueden amenazar de muerte y nadie va a mover un dedo. Al cobarde éste le diré que le estoy esperando cada noche en mi trabajo a ver si da la cara. Sola en una plaza donde si grito no me va a escuchar ni el Tato. Que venga a por mi con dos cojones”, termina la cantante.

Etiquetas
stats