Los jornaleros del SAT ocupan por duodécima vez la finca pública Somonte

La finca de Somonte

Un desalojo, una ocupación. Ese es el lema que parecen seguir los jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) que vienen ocupando desde hace diez años, con desalojos y nuevas ocupaciones consecutivas, la finca pública de Somonte, en Palma del Río (Córdoba), que fueron desalojados por última vez el pasado 19 de mayo y que han vuelto a ocupar la finca.

Los jornaleros que fueron desalojados por la Guardia Civil en ejecución de una orden judicial ya advirtieron que no se conformarían y volverían a ocupar Somonte –propiedad de la Junta de Andalucía– como así han hecho de nuevo recientemente. A finales de mayo, el líder del SAT en Somonte, Óscar Reina, confirmaba en sus redes sociales la nueva ocupación. “Acabamos de ocupar Somonte por 12 vez (sic)”, decía.

En días posteriores, los jornaleros han ido retomando la actividad en la finca, que además del desalojo ordenado por el juez, ha sufrido el corte de electricidad. Contra ello, “gracias a la colaboración y solidaridad de las Uniones Locales del SAT, ya tenemos en Somonte un frigorífico a gas butano para combatir el corte de la luz”, dicen los ocupantes de la finca pública. El SAT mantiene así su objetivo de que sean jornaleros del entorno los que puedan cultivar las 400 hectáreas de terreno de esta finca.

Se da la circunstancia de que el último desalojo de Somonte se producía después de que el pasado marzo el SAT propusiera a la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, en el marco de una reunión mantenida en la propia Delegación de Agricultura en Córdoba, que sacara a licitación, para que puedan concurrir a la misma “cooperativas de trabajadores” de Palma del Río y de municipios de su entorno, “el usufructo” de la finca de Somonte. La Junta, sin embargo, decía optar “preferentemente” por enajenar en favor del Ayuntamiento palmeño Somonte y otras dos fincas de la Junta situadas en su término municipal, pero el Ayuntamiento de Palma del Río señalaba que no ha tenido contacto alguno al respecto con la Junta y considera que esta finca es propiedad de la ésta y debe seguir en manos de la administración autonómica.

El 4 de marzo de 2012, jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) ocuparon por primera vez la finca pública Somonte en Palma del Río. Desde entonces, los jornaleros han sido desalojados y han vuelto a ocupar hasta en doce ocasiones esta enorme finca agrícola, propiedad de la Junta de Andalucía y que estaba sin cultivar. Los jornaleros la adecuaron, la cultivaron y cosecharon, y convirtieron Somonte en un ejemplo de su lucha. Durante una década, Somonte ha sido una especie de faro de su lucha, con sus idas y venidas, problemas con la Guardia Civil y con la propia Junta. En febrero de este año, además, el Tribunal Supremo ratificó una sentencia que daba vía libre a la Junta de Andalucía para tomar posesión de nuevo de la finca y que complicaba mucho futuras ocupaciones. Y, ahora, después de diez años, la administración quiere deshacerse de una finca que los jornaleros quieren seguir trabajando y produciendo.

Las 400 hectáreas de Somonte, con sus cuatro viviendas y cuatro naves, han dado cobijo en este tiempo a un grupo de jornaleros que vive en la finca a los que, durante las campañas más fuertes de trabajo, se les unían varios grupos de trabajadores más para sacar la producción adelante. Los cultivos en la finca –de la huerta, además de girasol, trigo, garbanzos y olivos, entre otros–, así como las cabezas de ganado entre cabras y ovejas, han compuesto la producción que en estos años han conseguido sacar adelante.

Citación judicial por la penúltima ocupación

Mientras, este 8 de junio, el líder del SAT en Somonte, Óscar Reina, ha sido citado de nuevo por la penúltima ocupación en Somonte. El propio Reina ha explicado que ha sido citado por “un supuesto delito de usurpación, daños, desobediencia y rebeldía” por la ocupación de la finca en la que sostiene que llevan “manteniendo desde marzo de 2012, pidiendo pacíficamente con trabajo, esfuerzo y ejemplo, como dice nuestro himno Tierra y Libertad”.

Óscar Reina denuncia que los jornaleros están siendo “acosados”, por “las fuerzas del orden, llamándonos por teléfono a cualquier hora, desde los distintos cuarteles y comandancias, presentándose en Somonte, con la retahíla de que llevamos muchas ocupaciones, que podemos ser detenidos, etc etc”, explica en un comunicado difundido en sus redes sociales.

Con todo ello, el líder del sindicato que ocupa Somonte ha asegurado que seguirá “sin presentarme a ninguna citación judicial. Me ratifico en mi decisión, que tomé hace 9 años, de ejercer la desobediencia civil pacífica, a través de la insumisión judicial”. Y añade toda una declaración de intenciones siendo “consciente de lo que mantener esta decisión me puede llevar, doy la cara y lo asumo con todas las consecuencias”.

Etiquetas
stats