La Confederación urge a los municipios de más de 20.000 habitantes a activar un plan ante la sequía

Sequía en el Arroyo Bejarano

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), ha celebrado una reunión telemática con las diputaciones de las 12 provincias de la cuenca para abordar con sus representantes la situación de sequía extraordinaria declarada y, por ende, la garantía de suministro de sus ciudadanos. A la cita, que también ha contado con la asistencia del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), se ha prestado especial atención a la necesidad de detectar con antelación posibles incidencias en núcleos urbanos que bien no se encuentren integrados en un sistema de gestión municipal o se surtan de agua subterránea en un área de escasez.  

Los responsables de la cuenca han recordado a las diputaciones que aquellos municipios de más de 20.000 habitantes deben activar de manera urgente un plan de emergencia de sequía "de obligado cumplimiento". Este plan incluye a Córdoba capital, a Lucena, Puente Genil o Palma del Río, entre otros municipios cordobeses.

En este sentido, ha sido unánimemente celebrada la convocatoria motivada por la CHG al entenderse como prioritario la garantía del suministro. Ante esto, el presidente de la Confederación, Joaquín Páez, ha destacado que, “aunque el abastecimiento humano continúa garantizado a corto-medio plazo en toda la cuenca, - salvo en determinadas zonas que se abastezcan de aguas subterráneas o de manantiales y que pudieran sufrir problemas puntuales-, es fundamental seguir trabajando en colaboración con los sistemas para dotar de mayor garantía a esta situación”. “Debemos actuar en coordinación y con antelación para los 4,3 millones de habitantes que nos demandan agua de calidad y en cantidad”.

Durante la reunión, Páez ha recordado las medidas que ya se están implementando. Entre ellas:

·        La intensificación del control y la vigilancia de las captaciones de aguas superficiales en toda la cuenca y el desarrollo de planes de inspección dinámicos que centren la vigilancia en aquellos tramos de río dónde los caudales circulantes sean inferiores a los previstos

·        La próxima firma de un convenio de colaboración con la Guardia Civil, que permita mejorar la coordinación y colaboración que se viene realizando

·        El Plan de control con los aforadores de los caudales ecológicos en los ríos que no tienen estación de aforos automáticas

·        El análisis de las fuentes de captación alternativas en cuanto al regadío para la elaboración de un inventario, de cara a incluir obras de emergencia en el Real Decreto Ley.

·        El trabajo que se está realizando en la implementación de un procedimiento que permita el precintado de las captaciones ilegales o que tengan un incumplimiento antes del inicio del procedimiento sancionador en el momento en que se estuviera realizando la inspección.

·        El incremento de los muestreos en las redes para un seguimiento más exhaustivo de la calidad del agua.

·        La prohibición de tomar agua para el regadío, ya que los desembalses que se están realizando se destinan exclusivamente para el mantenimiento de los caudales ecológicos.

Para finalizar, se ha acordado continuar trabajando en la detección de incidencias o necesidades de actuaciones urgentes para paliar la situación de estas poblaciones, que se expondrán en la Comisión Permanente de Sequía a través del representante del abastecimiento de dicha Comisión.

Etiquetas
stats