Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Autónomos y pymes de medio centenar de municipios cordobeses implantan medidas de ahorro energético

Instalación solar en las naves de la empresa Carpintería Metálica Indusmetal Torres, ubicada en Rute.

Redacción Cordópolis

0

Autónomos y pymes de un total de 49 municipios de Córdoba han podido beneficiarse de los incentivos proporcionados a través del Programa para el desarrollo energético sostenible de Andalucía, gestionado por la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía, que ha abonado 54 millones de euros en ayudas cofinanciadas al 80% con fondos Feder para toda Andalucía.

Según ha detallado el Gobierno regional en una nota, dicha cuantía ha permitido realizar más de 1.800 actuaciones de mejora energética en procesos productivos, instalaciones y edificios a 800 autónomos y pymes andaluzas que han supuesto inversiones por valor de 182,4 millones de euros.

En Córdoba el impacto de este programa supone que los recursos han llegado a más de la mitad de los pueblos y ciudades de la provincia. Así, en 49 localidades cordobesas, alguna de sus empresas o autónomos ha llevado a cabo actuaciones para mejorar energéticamente su actividad o sus edificios.

Este programa contaba con líneas de ayudas adaptadas específicamente a las necesidades de las pymes andaluzas, para facilitar que éstas pudieran llevar a cabo actuaciones para optimizar sus instalaciones y procesos. El uso de energías renovables ha sido la actuación más demandada por parte de las pymes andaluzas, en ayudas que abarcan en su mayor parte instalaciones fotovoltaicas.

Un ejemplo de uso de las energías renovables para mejorar los procesos productivos está en Rute (Córdoba), donde la carpintería metálica Indusmetal Torres ha invertido 105.080 euros en una instalación solar fotovoltaica con la que ha conseguido un grado de autoconsumo del 95% y una producción anual de energía eléctrica de 101.203 kilovatios/horas.

Con un incentivo de 28.037 euros cofinanciado por Feder, la empresa ruteña ha logrado un importante ahorro energético que ha repercutido directamente en su competitividad. Un proyecto que destaca entre las actuaciones concretas de mejoras productivas a autoconsumo.

El impacto

Los proyectos de mejora energética gestionados por la Agencia Andaluza de la Energía se han realizado de forma homogénea por todo el territorio regional, con impacto en las ocho provincias andaluzas. Así, han sido 372 los municipios en los que hubo actuaciones de mejora energética de la productividad o en edificios, lo que supone que los recursos han llegado a prácticamente a la mitad de los pueblos y ciudades de Andalucía.

Por provincias, es Sevilla, con 81 localidades, la que cuenta con más municipios cuyas empresas han recibido incentivos para la mejora energética; le siguen Granada con 64, Jaén con 53 y Córdoba con 49. También se han llevado a cabo proyectos en 35 municipios de Almería, 31 de Málaga y en 30 y 29 de Cádiz y Huelva, respectivamente.

La implantación de estas medidas de ahorro, eficiencia energética y aprovechamiento de las energías renovables ha tenido una repercusión directa en la reducción del gasto energético de estas empresas: 25,7 millones de kWh/año que suponen un ahorro estimado de cerca de siete millones de euros anuales, lo que redunda en un aumento de su competitividad, así como en dejar de emitir a la atmósfera casi 420.000 tnCO2 anuales, el equivalente a la retirada de más de 210.000 vehículos.

Según ha detallado el Gobierno regional en una nota, dicha cuantía ha permitido realizar más de 1.800 actuaciones de mejora energética en procesos productivos, instalaciones y edificios a 800 autónomos y pymes andaluzas que han supuesto inversiones por valor de 182,4 millones de euros.

En Córdoba el impacto de este programa supone que los recursos han llegado a más de la mitad de los pueblos y ciudades de la provincia. Así, en 49 localidades cordobesas, alguna de sus empresas o autónomos ha llevado a cabo actuaciones para mejorar energéticamente su actividad o sus edificios.

Este programa contaba con líneas de ayudas adaptadas específicamente a las necesidades de las pymes andaluzas, para facilitar que éstas pudieran llevar a cabo actuaciones para optimizar sus instalaciones y procesos. El uso de energías renovables ha sido la actuación más demandada por parte de las pymes andaluzas, en ayudas que abarcan en su mayor parte instalaciones fotovoltaicas.

Un ejemplo de uso de las energías renovables para mejorar los procesos productivos está en Rute (Córdoba), donde la carpintería metálica Indusmetal Torres ha invertido 105.080 euros en una instalación solar fotovoltaica con la que ha conseguido un grado de autoconsumo del 95% y una producción anual de energía eléctrica de 101.203 kilovatios/horas.

Con un incentivo de 28.037 euros cofinanciado por Feder, la empresa ruteña ha logrado un importante ahorro energético que ha repercutido directamente en su competitividad. Un proyecto que destaca entre las actuaciones concretas de mejoras productivas a autoconsumo.

Etiquetas
stats