La Policía Local jubilará en tres meses a medio centenar de agentes

Agentes de la Policía Local en Córdoba | MADERO CUBERO

El 1 de enero de 2019 se podrán jubilar de manera anticipada los policías locales que tengan 59 años (o más). Es una medida pactada por el Gobierno con diversos sindicatos y plataformas policiales. Y es una lucha histórica, fuertemente demandada por el PSOE, ahora con Pedro Sánchez sentado en La Moncloa, que acaba de ser ratificada por el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado. Pero esta medida provocará un auténtico roto en la plantilla de la Policía Local de Córdoba. En menos de tres meses, la plantilla de la Policía Local sufrirá una merma de 51 agentes, que para el 1 de enero de 2019 tendrán 59 años o más.

En total, la plantilla de la Policía Local de Córdoba se verá reducida de los 380 agentes actuales, a unos 330. La merma será dramática en un cuerpo que ya tiene serias dificultades para cuadrar turnos. De hecho, en los últimos años mucho antes de que concluya el ejercicio se agota la partida prevista para el pago de horas extraordinarias a través de la llamada productividad.

La ratio de policías locales en Córdoba está actualmente en un agente por cada 1.000 habitantes, aproximadamente, cuando la Unión Europea considera que debería haber al menos 1,6 por cada millar de vecinos. Ciudades como Zaragoza tienen una plantilla de 1.000 policías locales. En proporción, Córdoba debería tener 500. Pero en los próximos meses será tan solo de 330. Y bajando.

El área municipal de Recursos Humanos tiene previsto sacar una gran oposición para rejuvenecer la plantilla de la Policía Local. En julio, el Ayuntamiento aprobó una oferta de empleo público para la contratación de al menos un centenar de agentes. En el próximo ejercicio está previsto que se incorporen 14 más. Aún así, el centenar de policías no ocupará sus plazas al menos hasta dentro de dos años. Y cuando lo haga la plantilla estará lejos aún de la ratio requerida. Entre las jubilaciones que se irán produciendo y la gran salida del 1 de enero del próximo año la plantilla no llegará a superar los 400 agentes.

La solución que maneja el Ayuntamiento para evitar que literalmente no haya policías disponibles en Córdoba y haya eventos que no se podrán autorizar (algo que ha estado a punto de ocurrir este mismo año) pasa por hacer lo mismo que está tramitando con los bomberos: comisiones especiales de servicio y que a la capital acudan a trabajar de forma temporal policías locales de los municipios de la provincia.

El origen en este déficit de plantilla está en la famosa tasa de reposición que han ido pactando los diferentes gobiernos con Bruselas para reducir el déficit de las administraciones públicas. En varios años, el Ayuntamiento no ha podido convocar ni una sola plaza de policía local para reponer las bajas que iba sufriendo. Ahora, deberá hacerlo de manera extraordinaria para paliar un déficit que hace que se resientan algunos servicios. Un ejemplo: la policía de cercanía. A menos agentes, menos patrullas en este servicio. Y más distancia con el ciudadano.

Etiquetas
stats