Los peligros del 'check' azul en casos de violencia de género

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, a la izquierda, junto a Rafaela Pastor, presidenta la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres. | TONI BLANCO
La consejera de Igualdad alerta del excesivo control que la confirmación de lectura de mensajes de WhatsApp puede dar a los maltratadores

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, alertó ayer de los mecanismos de control que pueden ser usados hacia la mujer y que se han generado en las redes sociales. “Estamos viendo cómo en Whatsapp [el servicio de mensajería instantánea] se ha puesto en marcha un nuevo sistema de control que finalmente va a repercutir en que haya muchas parejas que sufren situaciones de violencia sufran una mayor presión por elementos como este”. Sánchez Rubio hacía referencia a la nueva aplicación de la aplicación móvil que permite al usuario saber si su mensaje ha sido leído o no. Y todo gracias a una comilla -un check- de color azul.

María José Sánchez Rubio hizo estas declaraciones en la inauguración del 25 aniversario del Feminario que organiza la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres para alertar de algunos posibles “gestos de retroceso” en la concepción de la igualdad y el respeto entre hombres y mujeres que tienen los más jóvenes. “Tanto desde el Feminario como desde otros ámbitos llevamos años trabajando para que los jóvenes distingan lo que es y no es amor. Y en este sentido las redes sociales y los medios de comunicación son muy importantes”.

El Feminario cumple 25 años. Estas jornadas impulsadas por la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres han logrado mantenerse cuando muchos decían hace cinco lustros que sería imposible. Su responsable, Rafaela Pastor, reconoce que, aunque la situación general de la mujer en España ha mejorado en los últimos 35 años “más que en toda la historia, seguimos viviendo en un espejismo de igualdad. Queda mucho por hacer”.

Etiquetas
stats