El PCA se trae al embajador de Venezuela y defiende la gestión bolivariana

El embajador de Venezuela en España, Mario Icea en la fiesta del PCA | MADERO CUBERO

El Partido Comunista de Andalucía (PCA) invitó a su XX fiesta anual en el Arenal al embajador de Venezuela en España, Mario Icea, antes de que el Tribunal Supremo de su país tomase el control sobre la Asamblea Nacional y la oposición denunciase lo que a su juicio era un golpe de estado. Pese a ello, ha aprovechado su presencia para dar su versión de lo que ocurre en el país sudamericano, y para defender la gestión bolivariana, que a juicio del secretario general del PCE, José Luis Centella, “está siendo saboteada por los poderes económicos”. El secretario general del PCA, José Manuel Mariscal, exhibió una bandera de Venezuela para mostrar su apoyo al gobierno de Nicolás Maduro.

El embajador hizo un extenso discurso desde el Arenal de Córdoba para defender a su gobierno y lo que considera que son logros eclipsados por distintos intereses mundiales. Mario Icea llegó a decir que a diferencia de España la asamblea nacional, “el legislativo, no puede estar por encima del Ejecutivo”, del propio presidente del Gobierno y jefe del Estado bolivariano, Nicolás Maduro. Y que por eso ha intervenido el Tribunal Supremo.

Mario Icea aseguró que “hoy” la oposición “está tratando de reeditar la salida” similar a la de 2002, cuando un golpe de estado derrocó durante semanas a Hugo Chávez, o de 2014, a su muerte, que ha acabado con Leopoldo López en la cárcel, “hasta que el gobierno caiga”. “En Venezuela el país está en calma, pese a las diferentes llamadas a las salidas”.

El embajador venezolano negó la “supuesta crisis humanitaria” que denuncia la oposición que vive el país y señaló que “hay gente con necesidades” pero no como en Occidente, con los refugiados. “En Venezuela no se pasa hambre. Y en Venezuela no está disuelto ningún poder político” (hay cinco, además del Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, está el Ciudadano y el Electoral), “hay libertad política y los opositores pueden entrar y salir libremente del país”, dijo.

Además, denunció una “arremetida” contra todos los países del Alba en Sudamérica por parte de los poderes económicos, que ya ha provocado un cambio de gobierno en Argentina y en Brasil, “donde se ha dado un golpe parlamentario y se ha intentado subvertir todo el orden”. A su juicio, el objetivo es obviar los “logros” de la revolución bolivariana en materia social. “En Venezuela no tenemos desahucios”, ejemplificó.

Por su parte, José Luis Centella condenó lo que consideró “injerencias” del Gobierno español en los “asuntos internos de Venezuela” e hizo una llamada a su cese. “Pedimos respeto a la democracia venezolana”, dijo el secretario de los comunistas españoles, quien instó al Ejecutivo a “copiar los logros sociales de Venezuela”.

Etiquetas
stats