El Papa en el contestador de las Carmelitas: "¿Qué andarán haciendo que no pueden atender?"

.

[jwplayer config="myplayer" file="https://cordopolis. es/uploads/2014/01/PapaFrancisco. mov" image="https://cordopolis. es/uploads/2014/01/Papa-Francisco. jpg" width="620" height="349"]

AUDIO: RADIO CÓRDOBA (CADENA SER)

El Pontífice llama a un convento de monjas en Lucena y deja un mensaje antes de hablar con ellas

Nochevieja en el convento de las Carmelitas Descalzas de Lucena. A media mañana un teléfono retumba. Las hermanas se encuentran rezando. El timbre suena varias veces hasta que se enciende el contestador automático. Deje su mensaje después de oír la señal. "¿Qué andarán haciendo las monjas que no pueden atender?".

Acento porteño. Aire ligeramente socarrón. Es el Papa Francisco, el argentino Jorge Mario Bergoglio, quien llama al convento donde también residen tres monjas argentinas con las que tuvo trato en el pasado. "Quería felicitarles el fin de año", le dice a toda la congregación desde el Vaticano.

Sobre las siete vuelve a sonar el teléfono. Las monjas del convento se reúnen en torno al aparato. La superiora pone el manos libres y todas escuchan la conversación de un cuarto de hora que el Papa mantiene con las hermanas.

Francisco les pide que manden un mensaje de esperanza a los más desfavorecidos de su entorno, en Lucena, un municipio muy próspero de la provincia pero que se ha visto fuertemente golpeado por la crisis en los últimos años.

La llamada del Papa supuso la sorpresa del año para las monjas del convento de las Carmelitas de Lucena, que nunca esperaron que el máximo representante de la Iglesia Católica se pusiera en contacto con ellas con total normalidad y cercanía.

Etiquetas
Publicado el
3 de enero de 2014 - 19:49 h
stats