Una paciente diagnosticada y tratada de un cáncer en siete días: “Una simple prueba puede salvarte la vida”

.

Carmen Roca hace apenas un año que se jubiló. Durante 45 años ha sido jefa del Servicio de Personal en el Hospital Reina Sofía y no se podía imaginar que tendría que volver por las consultas del complejo para ser ella la paciente. En una visita rutinaria a las pruebas de detección precoz del cáncer de mamá le fue detectada la enfermedad y la aplicación de un nuevo protocolo de actuación le ha permitido ser operada en un período de siete días.

Esta mujer cordobesa ha relatado su testimonio en una jornada en la que se conmemora el Día Mundial Contra el Cáncer, bajo el lema Yo soy y voy a, y que el hospital ha aprovechado para presentar este nuevo protocolo que pretende salvar el mayor número de vidas posible. La atención sanitaria que desde hace seis meses reciben las mujeres incluidas en el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama se realiza gracias a la implantación de nuevas medidas organizativas, a la incorporación de nuevas tecnologías y al aumento de la plantilla en la Unidad Provincial de Radiodiagnóstico y Cáncer de Mama.

Estas mejoras permiten en la actualidad que los especialistas puedan realizar un abordaje integral, homogéneo y con mejores resultados en detección y en tiempos de respuesta en todo el territorio cordobés. Una de las mejoras más evidentes ha sido la reducción del tiempo de respuesta para las mujeres que se realizan una mamografía, pasando de una media en la respuesta de entre 30 y 40 días a una franja de cinco a diez días.

Según ha explicado la directora de la Unidad, Marina Álvarez, "en poco menos de un año se han conseguido mejorar algunos resultados", aunque la meta es "seguir consiguiendo los objetivos marcados". Concretamente en la provincia de Córdoba, la población diana del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama es superior a las 101.000 mujeres y y en 2019 se detectaran precozmente 187 tumores (el 75% de ellos en estadios iniciales), lo que arroja una tasa de detección de 5,1 por cada mil habitantes.

Ante la constatación de que la detección precoz es clave para la supervivencia del paciente, Carmen ha animado a todas las mujeres a acudir a su cita "ya que no es lo mismo que el tumor tenga un centímetro a que ya no tenga solución". De hecho, ha recordado que estuvo "a punto" de que se le pasara la cita aunque finalmente pudo hacerse la prueba dentro del plazo. No obstante, ha señalado que los propios profesionales de la Unidad "llaman a los pacientes en el caso de que se les haya olvidado acudir a la cita".

No es la primera vez que Carmen se realiza las pruebas de detección de cáncer de mama, aunque los tiempos de espera sí han sido muy diferentes. En la segunda ocasión, ha señalado, los resultados de la mamografía no llegaron hasta un mes después, "aunque afortunadamente no había tumor". En esta ocasión, "en menos de dos semanas no sólo me han dado los resultados, sino que me han realizado la biopsia, la resonancia y la preanestesia". Esta premura en la atención la sorprendió muchísimo e incluso llegó a temer y a sospechar que el tumor era aún más agresivo, pero todo respondió a un nuevo protocolo. "Una simple prueba puede salvarte la vida", ha concluido.

Para la puesta en marcha de este nuevo sistema de funcionamiento, uno de los primeros pasos ha sido constituir un  grupo de radiólogos expertos en imagen mamaria a nivel provincial par que lleven a cabo tanto la lectura de las mamografías de cribado como la atención de mujeres derivadas a las unidades de referencias.  Además, se han diseñado circuitos para que, en función de los resultados, las pacientes sean atendidas con los mejores recursos.

Así, esta Unidad del Reina Sofía funciona como referencia para el resto en los procedimientos más complejos como las biopsias guiadas por estereotaxia o biopsia asistida por vacío o resonancia, entre otras. Además de la coordinación se ha incorporado un radiólogo a la plantilla del Área Sanitaria Sur. Por último, otra de las mejoras que aporta la nueva unidad es que todas las pacientes diagnosticadas de cáncer de mama se presentan en el comité central  de tumores y cada tratamiento es decidido por un equipo multidisciplinar especializado de toda la provincia. "El objetivo final es mejorar la calidad en el diagnóstico y manejo de las mujeres que participan en el programa de detección precoz y de las mujeres con sospecha de cáncer de mama, para que cada mujer reciba un diagnóstico y tratamiento individualizado, adaptado a su situación, con independencias de su lugar de residencia", ha concluido Álvarez.

Por su parte, la directora gerente del Reina Sofía, Valle García, ha felicitado a los profesionales de esta Unidad que, según ha señalado, es la única con "este nivel de alcance provincial". En esta misma línea, la delegada de Salud en Córdoba de la Junta de Andalucía, María Jesús Botella, ha transmitido un "sentimiento de esperanza" a todas aquellas pacientes que pasan por el duro trance de hacer frente a un cáncer de mama. "Las mujeres de Córdoba están en buenas manos y este nuevo sistema permite la igualdad entre todas las pacientes de la provincia, vivas donde vivas", ha apuntado.

Etiquetas
stats