Ordenada la expulsión del activista que protestó en el Ayuntamiento

Lagarder y Pedro García, en la puerta del Ayuntamiento | ÁLEX GALLEGOS

Sobre Lagarder Danciu, el activista rumano que el lunes protestó desde un balcón del Ayuntamiento de Córdoba contra el trato que sufren las personas sin hogar, pesa una orden de expulsión de España. La medida se ha tomado después de protagonizar un nuevo incidente en Málaga, donde recaló tras su paso por Córdoba.

En Málaga, el activista volvió a protestar en un acto político celebrado, esta vez, con motivo del Día de la Constitución. Tras ser detenido, la Policía Nacional inició los trámites de expulsión. Según señala la documentación que el propio Lagarder ha hecho pública en sus perfiles de las redes sociales, el rumano está obligado a presentarse en la comisaría de Málaga periódicamente. Lagarder ya ha anunciado que va a interponer un recurso contencioso administrativo contra esta medida y que no tiene intención de abandonar el país.

Este activista, que vive en la calle por decisión propia, estaba haciendo una "ruta de la pobreza" por España. Ya había pasado por Madrid, Barcelona, Galicia, Extremadura y parte de Castilla La Mancha. En Córdoba fue especialmente crítico con la política del cogobierno, y el papel de Ganemos. Además, denunció que se subvencione con 30.000 euros a la Fundación Rais, ya que dijo que está "estrechamente relacionada con el Opus Dei".

El activista tuvo el lunes una discusión en la puerta del Consistorio con el primer teniente de alcalde, Pedro García, y luego se subió a la cuarta planta de Capitulares, sacó una pancarta y comenzó a protestar contra el equipo de gobierno (PSOE e IU), al que acusó de cómplice de "la derecha" y de sus "políticas neoliberales" en materia de servicios sociales.

También denunció el sistema que sigue rigiendo al servicio municipal de Servicios Sociales. Criticó que el albergue sea "de gestión privada" a través de la empresa Clece, "propiedad de Florentino Pérez". Aparte, denunció cómo Cáritas gestiona en la puerta del albergue otro espacio para atender a los sin techo con 28 plazas "que el Ayuntamiento está pagando" y donde denunció que "no se atiende" bien a los sin techo. "Algunos prefieren seguir en la calle", dijo.

Etiquetas
stats