OPINIÓN | Una enfermería a la altura, grande, humana e imprescindible

María Jesús Botella.

Hoy, 12 de mayo, Día Internacional de la Enfermería, celebramos el bicentenario del nacimiento de Florence Nightingale, considerada precursora de la enfermería profesional moderna. Y con ocasión de este importante aniversario, quiero compartir una afirmación de la presidenta del Consejo Internacional de Enfermeria, Annett Kenneddy, con la que estoy totalmente de acuerdo: “Florence Nightingale estaría enormemente orgullosa de nuestras enfermeras, en primera línea, luchando contra el COVID-19 e igual de preocupada por su salud y su seguridad”

Y decía Forence Nightingale, “qué pocos hombres y mujeres comprenden, tanto en las cosas grandes como en las pequeñas, lo que significa estar al frente (…)”. Desde luego que sí, la Enfermería está integrada por hombres y mujeres que saben estar al frente y actúan como garantes del derecho a la salud de todos y cada uno de los ciudadanos. Lo han demostrado siempre y más en esta terrible pandemia del COVID-19 que nos ha tocado vivir. Su trabajo prudente y responsable hace de la Enfermería una profesión con mayúsculas, grande e imprescindible.

Hoy celebramos la vida, la vida de quienes han salido adelante por vosotros, la vida que nos queda por disfrutar gracias a vosotros. No sin una sensación agridulce por aquellas personas que no superaron el virus o por los compañeros que quedaron en el camino. El dolor y su recuerdo deben servirnos de acicate para poner en valor lo que ellos dieron por la enfermería por la dignidad de una profesión grande, humana imprescindible y de la que la sociedad se siente orgullosa y agradecida.

Como responsable provincial de la Delegación Territorial de Salud y Familias quiero dirigirme a toda la población, y en especial a vosotros y vosotras, al personal de enfermería desde el Área Norte al Área Sur, al Distrito Córdoba y Guadalquivir, al Hospital Universitario Reina Sofía, a los hospitales de Puente Genil, Valle del Guadiato y Montilla, Empresa Pública de Emergencias Sanitarias... y a todos y cada uno de los que trabajáis en los hospitales y clínicas privadas de nuestra provincia, para reconoceros públicamente vuestra labor, vuestro trabajo, vuestro compromiso y vuestra dedicación SIEMPRE.

Dicen que el trabajo no se agradece. Puede ser verdad, pero el compromiso, la humanidad, el cariño y el tesón a lo que se hace sí es de justicia agradecerlo y reconocerlo y vosotros no sólo os merecéis el agradecimiento de toda la sociedad sino el reconocimiento, admiración y orgullo que siente por vosotros el gobierno de la Junta de Andalucía. Os aseguro que hemos intentando hacer todo lo que está en nuestra mano, pero seguramente haya puntos de mejora. Con nuestros aciertos y nuestros errores, pero siempre con la intención de hacer las cosas bien, seguiremos de vuestra mano, escuchándoos y en lucha contra esta pandemia.

Sois sinónimo de excelencia, de formación, de inquietudes y de buen hacer. Sois la  primera cara de la humanización de los cuidados, cuidáis al paciente, tratáis de cubrir sus necesidades, enseñáis cómo proteger su salud, escucháis el alma, empatizáis con la familia, sus necesidades. Sois nuestro espejo de superación y de buen hacer. Trataremos de mejorar día a día, no me cabe duda, escuchando a quienes conocen, escuchando a quienes cuidan. Gracias de nuevo y feliz día de la enfermería.

Etiquetas
stats