Los 'ocupas' de Antonio Maura declararán el 15 de enero

Familias en uno de los pisos ocupados en Ciudad Jardín | MADERO CUBERO
Las 13 personas que fueron denunciadas por la Policía Local están citadas en el Juzgado de Instrucción número 1 de Córdoba

Las trece personas que fueron identificadas y desalojadas por los agentes municipales en la primera noche que ocuparon un edificio a medio terminar de la calle Antonio Maura han sido citadas por el Juzgado de Instrucción número 1 de Córdoba para declarar el próximo 15 de enero de 2015 como imputados al hacerles a cada uno de ellos "responsable de un presunto delito de usurpación", según recoge el escrito judicial.

Estas familias, sin empleo ni prestaciones, provenían de desahucios por impago de alquiler y habían vivido hasta entonces en "casa de familiares, en un coche, un trastero o donde hemos podido", relataban después de ocupar el edificio de viviendas que pertenece a La Caixa –que no ha interpuesto denuncia- tras quebrar la empresa que lo construía y que dejó los pisos aún sin terminar.

Tras la denuncia de la Policía Local, las familias han querido hacer llegar al alcalde José Antonio Nieto su propia versión sobre la actuación de los agentes municipales. En un escrito le relatan los hechos vividos en la noche del pasado 7 de octubre y piden que abra una investigación para señalar a los policías que aquella noche no se identificaron, según cuentan las familias.

En el escrito remitido al alcalde, nueve miembros de estas familias se identifican con su nombre y DNI para relatar a Nieto cómo aquella noche "se presentaron cuerpos de seguridad en el inmueble, identificándose como policías locales y conminándonos a abandonar las viviendas".

"Les comunicamos que no estábamos robando sino que al no tener vivienda nos habíamos visto obligados a ocupar el inmueble para darle un techo a nuestras familias". Pero acto seguido, "la policía aún sabiendo que estábamos con niños pequeños, comienza a dar patadas en las puertas, gritos amenazantes contra nosotros, provocando un pánico en los más pequeños". Los ‘ocupas’ destacan que la Policía Local "no tenía ninguna orden judicial para echarnos", si bien, "siguieron aporreando las puertas y asustando de tal forma a las familias y los niños, que empezamos a abrir las puertas y fue cuando nos sacaron a la fuerza a empujones con gritos y sacándonos las porras".

"En un momento dado un agente sacó una pistola, provocando si cabe aún más miedo en todas las personas allí presentes y en especial en los niños", llegan a denunciar en su escrito dirigido a José Antonio Nieto, de quien requieren que, como responsable de la Policía Local, "abra una investigación" sobre la actuación de los agentes municipales que, en opinión de las familias, "está fuera de todos los procedimientos y entendemos que han vulnerado nuestro derecho a la defensa".

"Como no se quisieron identificar y como quiera que tenemos intención de poner en conocimiento de la justicia el comportamiento de esos policías y, con el objetivo de no dañar el buen nombre del resto de la Policía Local de Córdoba (…), le pedimos identifique a los que participaron en la acción y nos lo comunique al objeto de ponerlo en conocimiento de la autoridad judicial", concluyen la carta remitida al alcalde.

Casi dos meses después, no ha llegado respuesta de José Antonio Nieto al escrito de las familias, si bien fuentes cercanas a ellas señalan que tienen conocimiento de que desde el Ayuntamiento se les ha pedido informes a los agentes municipales que intervinieron en esta actuación y al jefe de turno de aquella noche.

Etiquetas
stats