Nace la Comisión de Protección Animal en el Colegio de Abogados

Un grupo de perros abandonados | MADERO CUBERO

La sensibilidad hacia el bienestar animal es cada vez más palpable. Se deja notar en las ciudades, donde colectivos sociales se unen para defender su bienestar y tratar de protegerles, pero también en el marco de las administraciones y la legislación. En febrero, el Congreso de los Diputados apoyó por unanimidad una moción que instaba al Gobierno a declarar a los animales seres sensibles y no meras cosas. Ese cambio afectará al Código Civil y dejará de tratar a los animales prácticamente como objetos muebles en caso de litigio. Al corriente de los nuevos tiempos, un grupo de juristas ha constituido en el Colegio de Abogados de Córdoba la Comisión de Protección Animal y Medioambiental que busca mejorar la formación de los letrados para garantizar que se cumplan los derechos de aquellos que, de otra forma, no tendrían quien les defendiese ante un tribunal.

“La idea que tenemos es empezar a profundizar en la normativa vigente para conocerla bien”, explica Isabel Palacios, una de las impulsoras de este nuevo grupo. En este corpus legal se integra la reforma practicada en el artículo 337 del Código Penal que en 2015 endureció las penas por maltrato a los animales. “Ha habido otros cambios posteriormente pero la preocupación social sobre este tema lleva mucha delantera, especialmente con lo que respecta a los animales domésticos”, reconoce Palacios.

Esta falta de sintonía entre la calle y la normativa vigente se pudo comprobar de nuevo el mes pasado, cuando el Estado español ratificó, con tres décadas de retraso con respecto a sus vecinos el Convenio Europeo para la Protección de los Animales de Compañía. El documento establece el marco para una legislación básica hacia el bienestar animal. Aprobado en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987, ha sido suscrito por 23 países antes que España. “Pero hay que reconocer que las cosas están cambiando incluso en los partidos políticos porque la moción aprobada en el Congreso fue por unanimidad. Todos, independientemente de su ideología, la apoyaron y eso indica que el cambio está calando”, añade Lourdes cano, otra de las letradas impulsoras de la nueva comisión del Colegio de Abogados.

El grupo de trabajo acaba de arrancar pero ya han mantenido contactos con protectoras animales y una reunión con la fiscal delegada de Medio Ambiente, María Eugenia Bautista, y un representante de la Facultad de Veterinaria. “Fue un encuentro de carácter introductorio aunque se plantearon cuestiones interesantes como la necesidad de crear un cuerpo de veterinarios forenses como el que existe, por ejemplo, con los médicos en las causas judiciales relativas a personas”, apunta Cano.

Actualmente, las pruebas periciales suelen ser practicadas por veterinarios privados contratados por las partes, pero los integrantes de la comisión recalcan la importancia de que el propio sistema legal tenga capacidad de tener un equipo que realice las periciales según un procedimiento jurídico. “Para ello, tenemos una magnífica Facultad que podríamos aprovechar para buscar asesoramiento y formar a estos expertos que redactarían informes oficiales de prueba y que muchas veces en los asuntos de maltrato animal son los más complicados”, destaca Palacios.

La idea ha sido muy bien acogida por el Ministerio Público. La fiscal delegada de Medio Ambiente en la Audiencia de Córdoba, Eugenia Bautista, avanza que se van a mantener encuentros con representantes del Colegio de Veterinarios para estudiar el camino a seguir. Mientras, por su mesa siguen pasando casos de malos tratos. “Sobre todo ocurre con animales domésticos pero también nos llegan muchos ejemplos de caballos muy maltratados a los que se les ha dejado de cuidar y se les abandona sin agua, alimentación o higiene”, explica Bautista.

La nueva comisión del Colegio de Abogados ya es una realidad y sigue la estela de las otras 15 constituidas después de que en Barcelona fuesen pioneros. Todas ellas persiguen un mismo fin que Lourdes Cano resume así: “Luchar contra la violencia hacia aquellos que no se pueden defender, en este caso, los animales. Y defenderles no hace otra cosa que humanizarnos a nosotros mismos”.

Etiquetas
stats