Muere una de las cordobesas que inspiraron a Garzón en la causa de la memoria

Rocío Borrego, con el retrato de su madre al fondo.

Ha muerto Rocío Borrego Cobacho, una de las cordobesas que inspiraron al juez Baltasar Garzón en su auto por el que abrió una causa en favor de la memoria histórica en la Audiencia Nacional. Rocío Borrego Cocacho falleció el pasado día 2, "sin saber con certeza que fué del cuerpo de su madre Ana Ricarda Cobacho", como recuerda en una emocionada carta una de sus hijas, Florentina Rodríguez.

Rocío nació en 1931 en la aldea de Jauja (Lucena). Su madre, Ana Ricarda Cobacho Cañete, ‘Ricardita’ regentaba una pequeña tienda en la localidad y trabajaba en la alfabetización de sus vecinos jornaleros, llegando a promover la construcción de una escuela pública en la zona.

Rocío no había cumplido aún cinco años cuando perdió a su madre y sus pocos bienes "a manos de los fascistas que, encabezados por el general Franco, se rebelaron contra el gobierno en 1936. También perdieron a su padre poco después de aquellos crueles sucesos", recuerda su hija. El caso de su madre fue denunciado en los juzgados de Córdoba e inspiró a Garzón en el auto en el que justificó la apertura de la causa penal por la que finalmente acabó siendo apartado de la carrera judicial.

"Rocío Borrego Cobacho ha muerto sin saber con certeza que fué del cuerpo de su madre Ana Ricarda Cobacho, pero se va con el cariño indudable de quienes la conocieron y el compromiso de sus sucesores de mantener viva la memoria de lo que sucedió", se despide su hija.

Etiquetas
stats