Una ‘mudá’ histórica para la Agonía

Cuadrillas de costaleros de la Agonía en la 'mudá' a la Mezquita Catedral | HERMANDAD DE LA AGONÍA

Una semana antes. Ni un día más, ni uno menos. Siete exactos en una espera que ya toca a su fin. Éste fue el momento elegido por la Agonía para llevar a cabo una mudá histórica, tanto -y sobre todo- para la hermandad como para los cofrades y la Semana Santa de Córdoba. La noche del martes está grabada a fuego, sólo horas después, en la memoria de quienes forman parte de la cofradía radicada en la parroquia de Santa Victoria. Fue entonces cuando por vez primera el paso de palio de Nuestra Señora de la Salud recorrió las calles de la ciudad. Aún estaba ausente la imagen, pero la cita era especial para la corporación. No en vano, fue ésta la antesala -la primera de dos- del gran día que aguardan en el barrio de El Naranjo.

Este martes tuvo lugar, en efecto, el traslado de los pasos de la Agonía, que ya no era uno sino dos. Sobre las nueve de la noche cruzaban ambos el arco del Compás de San Pablo, iglesia en la que llevó a cabo la hermandad el montaje de los tronos. Este templo fue escenario en las últimas semanas, por tanto, de la preparación del que es gran estreno de la Semana Santa de Córdoba de este 2018. Éste no es otro que el palio bajo el que va a realizar su primera estación de penitencia la titular mariana de la corporación de El Naranjo. El Martes Santo, en sólo seis días -sin contar el de salida-, Nuestra Señora de la Salud va a caminar al fin por el entorno de la Mezquita Catedral y por muchos otros rincones rumbo a su barrio.

La mudá permitió observar de cerca el paso de palio, con su espectacular bambalina frontal y su numerosa cera rizada, entre otros elementos. No pocos integrantes de la cofradía, así como vecinos de El Naranjo asistieron a este momento histórico. Instante que sólo fue un preámbulo del gran día, que sí que va a ser inolvidable para la Agonía. Viandantes y curiosos también vivieron en primera persona una noche única, la cual quedó reflejada en la fotografía de las dos cuadrillas de costaleros con los pasos tras de sí y ante la Real Iglesia de San Pablo.

Después de la mudá a la hermandad sólo le resta entronizar a sus titulares. En el caso del misterio, el centurión y sus auxiliares ya ocupan sus lugares en la escena que ha de presidir el Santísimo Cristo de la Agonía. La subida de las imágenes va a tener lugar el Sábado de Pasión, después de que la corporación lleve a cabo el traslado de las mismas de la parroquia de Santa Victoria. Por vez primera también Nuestra Señora de la Salud recorre, en sólo tres jornadas, las calles de la ciudad en la Víspera de la Semana Santa.

Etiquetas
stats