El Movimiento Ciudadano pide cambiar el PGOU para acabar con el problema de las parcelas

Panorámica del Pleno del Ayuntamiento | ÁLEX GALLEGOS

El Consejo del Movimiento Ciudadano ha presentado una moción dirigida a todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Córdoba para que aprueben iniciar una innovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) sobre lo asentamientos urbanísticos y ámbitos del hábitat urbano diseminados de la ciudad.

El Movimiento Ciudadano denuncia que pese a que el Ayuntamiento aprobó por unanimidad el septiembre de 2014 esta innovación, nada se ha hecho. “No se ha iniciado esta innovación o revisión del PGOU, a pesar de ser una obligación legal del Ayuntamiento”, denuncia. “El Ayuntamiento debe decidir si se inicia la clasificación de estos asentamientos como suelo urbano no consolidado o suelo urbanizable según circunstancias y se debe valorar si la especial protección a la que puedan estar sometidos los suelos mantienen los valores que se pretendían proteger o no”, reclama el consejo.

“Esta situación provoca que estos asentamientos no hayan podido acogerse a las siguientes modificaciones de la LOUA que han entrado en vigor en 2016 y 2018, que permiten adelantar servicios o favorecer el proceso de legalización de los asentamientos. Tampoco se permite a las viviendas identificadas como edificaciones aisladas en el inventario realizado, que puedan acogerse a la dotación de servicios vía Asimilado a Fuera de Ordenación (AFO) o al adelantamiento de servicios, por mantenerlos dentro de zonas de especial protección”, asegura.

“Urge por tanto iniciar el procedimiento legalmente obligatorio para incorporar los asentamientos urbanísticos al PGOU y para poder dotar de servicios a la gran mayoría de las viviendas en parcelaciones de la ciudad. Igualmente, consideramos que, una vez iniciada esta revisión, y de acuerdo con lo acordado verbalmente hace dos años con la Federación de asociaciones vecinales AlZahara, se podría ampliar esta revisión a lo que son los núcleos periféricos de la ciudad que no han visto satisfechas sus demandas con el desarrollo del PGOU actual”, insisten.

“Hay tiempo suficiente en este mandato municipal para iniciar los trabajos técnicos que, recordamos de nuevo, son una obligación legal. Las decisiones políticas quedarán para la próxima corporación. No podemos esperar a una posible nueva legislación urbanística andaluza que queda en el aire tras las últimas elecciones autonómicas. La posible falta de personal del servicio de planificación se puede superar con la contratación de una asistencia técnica, como en otros muchos expedientes”, señalan.

Etiquetas
stats