“Miedo y horror”: una familia de cordobeses sobrevive al terremoto de México

.

"Miedo y horror". Con estas dos palabras sintetiza Cristina Campos, una cordobesa que vive con su familia en Ciudad de México, lo que han vivido en estas pasadas horas tras registrarse un fuerte seísmo, de 7,1 grados, que ha provocado ya más de dos centenares de fallecidos en aquel país, además de gravísimos daños materiales y multitud de heridos.

Campos vive con su marido y su hija de cinco años en un piso en la decimoctava planta de un edificio de 28 que ha quedado completamente agrietado por el temblor como muestra en un vídeo. "Estamos bien dentro de esta locura y del miedo que hemos pasado. Somos afortunados por poder contarlo", relata vía whatsapp a Cordópolis después de unas horas desde que sucediera el terremoto. Cabe recordar que la catástrofe ha ocurrido justo el mismo día en el que se cumplían 32 años del terremoto que en 1985 causó más de diez mil muertos en México.

Cristina cuenta cómo tuvieron que salir de su casa y se han podido trasladar a un hotel en el barrio de Polanco, cerca del Senado mexicano. Relata que han pasado estas últimas horas "intentando descansar algo aunque está siendo una noche larga, por miedo a las réplicas y por todo el sufrimiento de la gente. Bueno, y por el miedo y el horror vividos", reitera.

Las comunicaciones han sufrido cortes, aunque ya ha podido hablar con sus padres en Córdoba y sus suegros. Ella y su marido viven en México desde hace cuatro años, cuando se trasladaron allí por motivos profesionales. "Las autoridades nos han pedido que dejemos las libres para poder atender a los desaparecidos, que son muchos", explica.

Y, en medio del desastre, un detalle positivo: "La solidaridad es inmensa. Hay gente que se prestaba a acogernos. La solidaridad es inmensa, pero la necesidad es aún mayor". Ahora, en mitad de la noche mexicana, dice que "solo queda rezar porque no vuelva a suceder y ver cómo amanece Ciudad de México".

Etiquetas
stats