Mercasa tumba su apoyo al proyecto del Pósito de la Corredera al considerarlo “inviable”

Interior del Pósito de la Corredera | MADERO CUBERO

“Inviable”. Ese ha sido el calificativo que ha usado la empresa pública Mercasa para definir el proyecto de reforma del antiguo Pósito de la plaza de la Corredera y la ubicación, allí, de un mercado gastronómico. Justo antes del cambio de Gobierno, el diputado socialista Antonio Hurtado le preguntó al Ejecutivo por el proyecto de la Corredera. Lo hizo después incluso de que el teniente de alcalde y presidente de MercaCórdoba, David Luque, anunciase que las negociaciones con Mercasa seguían abiertas.

“Dado que en el año 2017 desde el Ayuntamiento de la ciudad se comunicó a Mercasa la imposibilidad de disponer del inmueble, se informa que la actuación prevista resulta inviable”, afirma el Ejecutivo, en una respuesta que está fechada el pasado 23 de mayo, justo un día antes de que el PSOE registrara la moción de censura en el Congreso. En la respuesta, el Ejecutivo asegura que el proyecto está previsto desde el año 2013.

Ahora, con la respuesta en la mano, solo le cabe una esperanza al Ayuntamiento: que el cambio de Gobierno haga retomar unas relaciones con Mercasa que David Luque siempre defendió como muy buenas. El borrador de un anteproyecto original fue modificado. Según explicó hace tres meses David Luque, el Ayuntamiento planteó instalar un punto de información e interpretación del Pósito, y anexar una parcela perteneciente a la Gerencia de Urbanismo para facilitar los accesos a la zona. La parcela aún no ha sido transmitida y el proyecto no está del todo desarrollado. Eso es lo que lo hace “inviable”, según Mercasa.

El nuevo Gobierno trabajará con los Presupuestos Generales del Estado que ha diseñado el PP. En esos presupuestos, ya no aparece partida de inversión para la reforma del Pósito. Es por eso que el nuevo director de Mercasa, que todavía no ha sido nombrado, no podrá trabajar en la reforma del Pósito mientras el tiempo pasa.

Lo que parece claro es que a un año de que expire el mandato el proyecto estrella del final del gobierno de José Antonio Nieto que este equipo de gobierno decidió mantener no estará definido. La parcela para que se amplíen los accesos sigue en trámites en la Gerencia de Urbanismo y mientras no se entregue no se iniciarán los trabajos para diseñar un proyecto concreto sobre lo que iba a ser un mercado gastronómico y un espacio cultural.

El proyecto

¿Qué se prevé hacer en el Pósito? Se aspira a un proyecto que contenga una zona de mercado dedicada a la promoción de la gastronomía local y muy vinculado y complementario a la actividad del Sánchez Peña. En este mercado se promocionarían el valor y la calidad de los productos cordobeses y de las diferentes denominaciones de origen de la provincia para potenciar el turismo gastronómico.

El nuevo proyecto mira también hacia el patrimonio de la ciudad y la promoción de la cultura, ya que diseña la implantación de otra zona en la que se prevé la creación de un centro de interpretación. Su función sería destacar el valor histórico del Pósito, cuya construcción data del siglo XVI y es todavía un gran desconocido para la ciudadanía al estar cerrado desde los años ochenta.

Junto al mercado y al Centro de Interpretación, la apuesta del equipo de gobierno pasa por la puesta en marcha de una tercera zona en el inmueble en la que se proyecta la creación un gran espacio expositivo que sirva para la promoción de la cultura en un entorno singular.

En este estado de definición del proyecto no se descarta la opción de una cuarta zona que abriría al público un espacio insólito: la parte superior del Pósito en la que se contempla la opción de una zona de restauración. Esta posibilidad depende tanto de cuestiones técnicas, como de la inversión que sería necesaria para una importante reforma. La zona ya de por sí está cargada de condicionantes. Desde el primer momento, se prevé compleja porque se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC).

Etiquetas
stats