Los médicos de atención primaria anuncian una huelga indefinida y nuevas movilizaciones

Alfredo Sáez, portavoz de BastaYa en la asamblea de Atención Primaria | TONI BLANCO

Se acabó el periodo de gracia. Los médicos de atención primaria de Córdoba han decidido que llevarán a cabo una huelga indefinida a partir del 13 de mayo, ante la falta de respuesta a sus demandas por parte del Gobierno Andaluz y del nuevo consejero del ramo, Jesús Aguirre.

Ha sido una decisión tomada por unanimidad, en una asamblea general de la Plataforma BastaYa, que lleva desde mucho antes del cambio de Gobierno en la Junta pidiendo que se llegue hasta los 10 minutos de atención por paciente y hasta un máximo de 28 visitas por día por facultativo, algo que, según el portavoz de la plataforma, Alfredo Sáez, no tendría ningún coste y se ajustaría a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En declaraciones a CORDÓPOLIS al término de la asamblea, Sáez reconoce que, aunque la reunión con Aguirre “ha sido positiva”, ésta acabó sin que hubiera “ningún compromiso específico” para atención primaria, a pesar de que en su programa electoral el PP recogía algunas de la reivindicaciones de los facultativos de familia. Por lo tanto, ante la falta de medidas concretas, éstos han decidido pasar de nuevo a la acción.

Esto supone no participar ni firmar los acuerdos de gestión con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) de 2019; convocar una manifestación para el 10 de mayo y una huelga indefinida en Córdoba y Provincia a partir del 13 de mayo; solicitar a partir del 10 de abril, a los gerentes de Distrito Sanitario de Córdoba, Área Norte y Área Sur, la modificación de la agenda para pediatras y médicos de familia adaptada a las recomendaciones de la OMS; y la dimisión de los directores de Unidad de Gestión Clínica que no cuenten con el apoyo de sus plantillas.

Sáez añade que es preciso también que se ponga fin a los repartos o acumulos de cupos por ausencias, y recuerda que este plan de reivindicaciones busca lo mismo que dice el consejero: “Que los médicos no vayan como pollos sin cabeza”. Asimismo, ha remarcado que se trata de un plan alternativo al anunciado plan de choque para reducir las listas de espera, con el que están de acuerdo, “porque los pacientes son de todos”.

No obstante, Sáez le recuerda al consejero que la mejor manera de evitar listas de espera es dar a la atención primaria una mayor capacidad resolutiva y aumentar sus recursos, para que no se sigan produciendo embotellamientos una vez que termine el plan de choque.

Etiquetas
stats