La matanza tradicional revive el pasado en Villanueva

Fiesta de la Matanza. | MADERO CUBERO
El empresario jamonero Antonio Escribano dirige las tareas de cuatro matanceras y dos matarifes y explica todos los entresijos de una de las tradiciones más representativas de Villanueva

Villanueva de Córdoba se ha convertido de nuevo en capital del cerdo ibérico gracias a su tradicional Fiesta de la Matanza y de la Artesanía popular. Más de 30 empresas y expositores y más de 4.000 personas se han reunido en torno a un ritual tan arraigado en una localidad que vive por y para sus dehesas y sus producciones de cerdo ibérico puro de bellota. Ahí radica la importancia de la fiesta en Villanueva de Córdoba, pues las costumbres matanceras de este pueblo de Los Pedroches constituyen el referente provincial del buen hacer en la transformación de las carnes del tesoro más preciado de los encinares.

Los actos de la Fiesta de la Matanza han comenzado con el tradicional despiece del cerdo, realizado por dos matarifes de Villanueva. El maestro de ceremonias de todo el proceso ha sido el conocido industrial jamonero jarote Antonio Escribano, quien ha ido detallando cómo se extraen todas las distintas partes de las canales del cerdo ibérico. Mantas de tocino, espinazo, presas, secretos, lomos, jamones… Así hasta completar un proceso pulcro y ordenado que se realiza ante la admiración de vecinos y de personas llegadas de fuera para conocer la tradición de la matanza.

Una vez extraído el espinazo se cocina la chanfaina, un guiso que se cuece con los despojos óseos y de menor valor del cochino y que a juicio de Antonio Escribano es “una exquisitez”. La matancera de honor, Isabel Gómez, con más de 80 años, ha tomado el mando en todo lo referente a la escenificación del proceso de deshuesado, picado y aliñado de las carnes, que luego han sido convenientemente embuchadas en sus tripas de chorizo, morcilla y salchichón.

Isabel Gómez afirma que después de toda una vida vinculada a esta tradición “es un honor y un reconocimiento que me llena de orgullo porque yo he sido una persona humilde que ha trabajado siempre en la matanza”. Para ella, la matanza es más que una tradición: “Es la forma que teníamos de vivir”. Isabel Gómez ha recibido el reconocimiento del Ayuntamiento, encabezado por el alcalde, Francisco Javier Arenas, quien ha destacado que “una de las particularidades de esta fiesta de la matanza es que se reconoce a personas como Isabel, que lleva toda la vida vinculada a nuestra tradición más emblemática”.

Otro de los protagonistas de la jornada ha sido el industrial jamonero jarote Eusebio Chinarro, más conocido como ‘Tío Eusebio’, quien ha realizado el pregón de la fiesta ante una carpa instalada para la ocasión que se iba llenando por momentos para degustar los mejores productos del ibérico. Eusebio Chinarro ha glosado su vinculación a esta industria y ha resaltado los valores de una animal tan importante para la economía de las familias como es el cerdo. Ahora y siempre, ha reconocido el pregonero, el cerdo es santo y seña de Villanueva de Córdoba y de Los Pedroches.

Una vez acabados los actos institucionales se han entregado los distintos reconocimientos a los matarifes y matanceras y el público ha vibrado con los sones de la música tradicional de Jara y Granito, con el baile de jotillas jarotas de las alumnas de la Escuela Municipal de Baile y con las actuaciones del grupo de teatro callejero El Espejo Negro.

Etiquetas
stats