La 'manada', condenada a nueve años cada uno por un delito de abuso sexual en los sanfermines

El grupo conocido como la 'manada'.

AMPLIACIÓN A LAS 16:30

Sí abuso sexual en grupo el 7 de julio en los Sanfermines de 2016, pero no violación. Los cinco integrantes de 'la manada' -uno de ellos, A.M.G., guardia civil destinado en Pozoblanco- han conocido este jueves el fallo de la sentencia del tribunal de la Audiencia de Navarra que les condena a una pena de nueve años de cárcel por un “delito continuado de abuso sexual”. El fallo ha sido leído este jueves en la sede de la Audiencia de Navarra por el presidente del tribunal que los ha juzgado, José Francisco Cobo.

Los cinco han sido condenados a nueve años de cárcel y cinco años de libertad vigilada por el mismo delito de abusos sexuales continuados. No obstante, a A. M. G., el guardia civil destinado de Pozoblanco ha sido condenado como autor de un delito leve de hurto a la pena de dos meses de multa con una cuota diaria por 15 euros. Se le considera autor del robo del teléfono móvil de la víctima.

El tribunal ha considerado que hubo abuso sexual, pero no agresión, como solicitaba tanto la Fiscalía como la acusación particular. El hurto tampoco ha sido penado con una pena de prisión. Es decir, han sido absueltos de un delito continuado de agresión sexual, del robo con violencia e intimidación, y de otro contra la intimidad.

Uno de los tres jueces, incluso, ha emitido un voto particular en el que considera que los cinco acusados son inocentes. Este voto particular deja la puerta abierta a recursos de la defensa, que probablemente solicitarán la absolución. La Fiscalía y la acusación particular también pueden recurrir a una instancia superior ahora, primero al Tribunal Superior de Justicia de Navarra y después al Tribunal Supremo.

La defensa pide su libertad inmediata

Agustín Martínez Becerra, abogado de cuatro de los cinco miembros de 'La Manada', ha afirmado que “inmediatamente” va a pedir la puesta en libertad de sus clientes, ya que las anteriores veces que lo ha pedido “el elemento distorsionador para la puesta en libertad era el hecho de que la pena era de 25 años y había riesgo de fuga”.

En su opinión, en este caso, teniendo en cuenta que la pena fijada es de nueve años por un delito de abuso sexual, correspondería la puesta en libertad “dentro de un criterio de protección de presunción de inocencia, algo que desgraciadamente en este procedimiento en ningún caso ha existido”.

Martínez Becerra, que también ha adelantado que van a recurrir la sentencia por considerar que “no es ajustada a derecho”, también ha sido preguntado por los medios de comunicación sobre las críticas desde el ámbito político a la sentencia y ha defendido que “en una democracia hay que respetar a los tribunales y las sentencias”.

“Incluso cuando no se está de acuerdo con ellas, lo que hay que hacer es recurrirlas”, ha agregado Martínez Becerra, quien ha considerado que “determinadas personas con responsabilidad han tenido mucha culpa de que esto ocurra de que estemos en la situación en a que nos encontramos ahora mismo, impedidos de poder seguir y con graves ataques incluso a la integridad de las personas”.

Los cinco jóvenes sevillanos, que no han estado presentes durante la lectura del fallo, estaban acusados de haber violado en grupo a una chica madrileña en un portal de una calle de Pamplona durante la celebración de los Sanfermines de 2016. Durante el juicio, los cinco acusados se declararon inocentes de los hechos por los que fueron juzgados el pasado mes de noviembre y por los que se encuentran en prisión desde el momento de su detención.

En la última sesión de la vista oral, el 28 de noviembre de 2017, los acusados hicieron uso de su turno de última palabra para declararse inocentes y expresar su “confianza en la justicia” pese a que se enfrentaban a penas de cárcel que superan los 20 años por delitos de agresión sexual, contra la intimidad y robo con intimidación.

En concreto, el Ministerio fiscal pidió para ellos 22 años y 10 meses de prisión. En su intervención durante el juicio, la Fiscalía señaló que los hechos “se produjeron sin consentimiento y bajo violencia e intimidación”, y consideró que las pruebas era “absolutamente contundentes”.

La fiscal aseguró que los cinco acusados “actuaron de forma conjunta y organizada”, mientras la joven denunciante “no sospechaba ni rematadamente lo que estaba pasando”. “Cuando los acusados terminaron y consiguieron lo que querían, la dejaron tirada y semidesnuda” en el portal donde ocurrieron los hechos.

Además, la fiscal defendió que “la declaración de la víctima cumple todos los requisitos para darle absoluta y totalmente credibilidad y sin embargo la de los acusados tiene contradicciones, no pequeñas, sino determinantes”. “Ellos sí sabían a lo que iban y lo tenían claro”, dijo ante la sala, donde durante el juicio sí estuvieron presentes los cinco acusados.

“Ha quedado perfectamente acreditado el delito de agresión sexual, el delito contra la intimidad y el del robo del móvil”, defendió la Fiscalía, por lo que ha ratificó su petición de prisión para cada uno de los acusados. En su relato pormenorizado sobre cómo ocurrieron los hechos a su entender, desde que la joven se encontró con los cinco acusados y hasta que estos fueron detenidos, “ha quedado perfectamente acreditado el daño moral”, además, de la víctima.

Por su parte, durante el juicio la acusación particular elevó la petición de cárcel hasta los 24 años y nueve meses para los acusados, y las acusaciones populares la incrementaron hasta los 25 años y nueve meses de prisión. Por su parte, las defensas de los cinco jóvenes pidieron la absolución de los acusados.

Etiquetas
stats