Luz verde a la construcción de viviendas en los terrenos de la antigua cárcel en Fátima

Visión aérea del suelo liberado en la antigua cárcel de Fátima.

El Consejo Rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo prevé dar luz verde definitivamente este miércoles a la innovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que afecta a los terrenos de la antigua prisión, ubicada en el barrio de Fátima, y que irán destinados a la construcción de viviendas.

El expediente al que dará su visto bueno Urbanismo se realiza a petición de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios para edificar un total de 236 viviendas. Los terrenos de la antigua prisión provincial afectados suman 26.192 metros cuadrados.

La edificación contará con 236 viviendas, de las que 164 serán libres y otras 72 serán viviendas protegidas, además de 159 plazas de aparcamiento en superficie y 262 dentro de los edificios residenciales. El proyecto también prevé más de 4.000 metros cuadrados para equipamientos, 1.200 para viales de conexión y 15.500 metros cuadrados de espacios libres.

Apartamentos para mayores

Por otra parte, el Consejo Rector de Urbanismo también prevé aprobar la concesión a la empresa municipal de vivienda, Vimcorsa, de los terrenos que dedicará a la construcción de 113 nuevos apartamentos para mayores en la calle Sama Naharro, junto a los 155 edificados en una primera fase.

Se trata de una parcela de 5.138 metros cuadrados en El Tablero bajo, que Urbanismo entregará a Vimcorsa para que pueda iniciar la construcción de los apartamentos, que están a la espera de licencia de la GMU y cuenta con un presupuesto de unos 6,2 millones de euros.

Esta segunda fase de apartamentos para mayores contempla la construcción de servicios comunes como una sala de televisión y convivencia en cada una de las plantas, además de 67 trasteros y 38 plazas de garaje, que se están estudiando aún convertir en trasteros, muy demandados por los mayores para guardar los muebles de sus antiguas casas.

Los nuevos apartamentos se sumarán a la primera fase, que constó de 155 alojamientos, 89 plazas de garajes y diez trasteros. Tenía como servicios comunes un área de usos múltiples con espacio para gimnasio, sala de baile o de actividad física, además de sala de televisión, una sala de ordenadores completamente equipada y servicios de peluquería, podología, fisioterapia y cafetería.

Etiquetas
stats