Los usuarios que van a estudiar a La Normal, sin luz ni calefacción

Edificio de la Normal de Magisterio.

Silvia García es usuaria de la biblioteca de La Normal, junto a sus hijas de 20 y 24 años, donde va cada día a estudiar. Sin embargo, denuncia la situación en la que tienen que hacerlo, al igual que ellas, todos los usuarios de la zona de estudio. Según ha informado a Cordópolis, el mayor problema son las luces, ya que estas funcionan según detectan movimiento, si no dejan de hacerlo al pasar unos diez minutos. Una situación que ha calificado de “lamentable”.

La biblioteca, inaugurada el pasado mes de octubre, cuenta con una zona habilitada para la lectura y otra para el estudio. En esta última es donde los usuarios tienen este problema, por lo que tienen que estar en continuo movimiento para que la luz se vuelva a encender. “Parece que estamos en una orquesta, no podemos estudiar”, expone Silvia, ya que tienen que levantar los brazos o levantarse cada vez que la luz se apaga.

Además, reclaman también la instalación de calefacción ya que en pleno enero no cuentan con ella. Algo que también les impide concentrarse para estudiar, “el otro día hacía diez grados, es que en la calle se está mejor”, señala. Según les han explicado los trabajadores, está rota por una avería. “Nos dijeron que nos quejáramos porque si no en verano tampoco vamos a tener calefacción”. Por último, los usuarios de la biblioteca reclaman una modificación en su horario ya que, hasta el momento, este es de 16:30 a 20:30.

Asimismo el Consejo de Distrito Sur, ha elaborado una nota de prensa en la que señalan que “las deficiencias del inmueble son numerosas”. En esta recogen también que “no hay luz directamente en otras zonas, no hay tampoco enchufes”, una lista de reclamaciones de los vecinos que “es larga”.

Por su parte, el Ayuntamiento de Córdoba ha aclarado a Cordópolis que las luces por sensores de movimiento es algo que va integrado en la tecnología puntera del edificio. Además de ser algo que favorece el ahorro energético y es más sostenible. En cuanto a la calefacción, han señalado que existen sistemas individuales mientras se revisa el funcionamiento de la general que corre a cargo de la empresa.

De momento, los vecinos del Distrito Sur que acuden a La Normal siguen reclamando unas condiciones óptimas para poder continuar con sus estudios. Pudiendo sacar así partido a la nueva biblioteca. Asimismo han informado a través de la nota, que el próximo 24 de febrero se reunirán con el alcalde de Córdoba, José María Bellido “para tratar sobre la Normal de Magisterio” la que esperan obtener respuesta a sus preguntas.

Etiquetas
stats